Spurs enfría al Heat de Miami

LeBron no acaba el primer juego de la serie, ganado por San Antonio

Tiago Splitter, de los Spurs (der.),  intenta bloquear a LeBron James, del Heat,  durante el primer juego de las Finales de la NBA.
Tiago Splitter, de los Spurs (der.), intenta bloquear a LeBron James, del Heat, durante el primer juego de las Finales de la NBA.
Foto: EFE

SAN ANTONIO.— Los Spurs de San Antonio aprovecharon una lesión de LeBron James y se impusieron 110-95 en el primer juego de las Finales de la NBA contra el Heat de Miami.

Tim Duncan aportó 21 puntos y Tony Parker 19 para el triunfo de los locales en el AT&T Center. El argentino Manu Ginóbili tuvo 16 puntos y 11 asistencias.

El pívot brasileño Tiago Splitter cumplió también una gran labor al conseguir 14 tantos y cuatro rebotes mientras que el escolta Dwyane Wade llegó a los 19 puntos.

Los Spurs anotaron 13 de 25 triples que cambiaron la historia del partido.

En un juego en el que ninguno de los dos equipos sacó una ventaja de dos dígitos hasta el final del partido, San Antonio se puso arriba en el marcador durante el primer cuarto, sin embargo, Miami siempre se mantuvo cerca durante el segundo periodo y se fueron al descanso con un 54-49 para los Spurs.

En el tercer cuarto, Miami vio su esfuerzo recompensado y se puso arriba en el marcador tras aprovechar varias imprecisiones en pases del conjunto local. Sin embargo, en el último capítulo, el destino sonrió a las Espuelas.

LeBron James, que lideró al Heat con 25 puntos, tuvo que dejar el encuentro por una serie de calambres.

Era el mejor momento de Miami en el encuentro.

El ausente de los Spurs durante los tres primeros cuartos, Danny Green, despertó de su letargo en el último periodo, y con tres triples consecutivos, logró la última voltereta que se registró en el partido

A partir de este momento, todo fue miel sobre hojuelas para los subcampeones de la NBA, que manejaron el encuentro a placer y aumentaron su ventaja para terminar imponiéndose con facilidad.

La anécdota fue la avería que sufrió en el tercer periodo el sistema del aire condicionado del AT&T Center, y hasta que los operaciones del campo lograron restablecerlo, los jugadores y aficionados tuvieron sufrir temperaturas superiores a los 32 grados centígrados.

A pesar de la falta de aire acondicionado, el público asistente salió con buen sabor de boca ya que en cada cuarto se vieron grandes acciones y se manifestó el deseo de ganar en ambos equipos.

El segundo partido de la serie al mejor de siete partidos, se jugará el próximo domingo en San Antonio.