Concejal Price se acerca a trabajadores sin paga por enfermedad

Concejal Curren Price recorre su distrito para saber más del problema
Sigue a La Opinión en Facebook
Concejal Price se acerca a trabajadores sin paga por enfermedad
El concejal Curren Price conversa con Fátima Vélez durante una gira por su distrito para discutir sobre el problema de los trabajadores que no reciben paga por días de enfermedad.
Foto: La Opinión - Marvelia Alpízar

Fátima Valdez, de 17 años, no olvida el día en que su padre tuvo que decidir entre ir al trabajo o atender a su hermano enfermo.

“Mi hermano se enfermó de bronquitis y mi papá lo tuvo que llevar al hospital porque mi mamá no sabe manejar”, dijo la joven estudiante de la Preparatoria Fremont en el Sur de Los Ángeles. “Mientras estábamos allá, el jefe de mi papá lo llamó y le dijo que tenía que ir a trabajar”.

El padre de Fátima, obrero de la construcción, le dijo a su jefe que estaba en medio de una emergencia familiar y que no podía ir.

“Él (su jefe) le dijo, ‘mejor te vienes o te sustituyo por otro’. Mi papá se quedó con mi hermano y perdió su trabajo”, relató Fátima.

Esa es una de las historias que esta semana escuchó el concejal del Distrito 9, Curren Price, mientras recorría distintos vecindarios que conforman su distrito en una gira para saber más sobre este problema.

Su inquietud por la salud de los más de 250 mil habitantes que conforman ese sector de la ciudad, lo llevó a salir a la calle y recopilar sus inquietudes, indicó.

“Quise obtener información de estudiantes, trabajadores de la salud y otros trabajadores sobre el impacto negativo en sus vidas al no tener disponibilidad de días de enfermedad”, dijo Price a La Opinión. “Creo que es importante que las personas que trabajan especialmente con el público no tengan que escoger entre ir a trabajar enfermos o atender a sus hijos o a ellos mismos”.

Martín Ayala, trabajador del supermercado El Súper en el área de carnicería, dijo estar de acuerdo con el recorrido de Price ya que los trabajadores de esa cadena no tienen el beneficio de días de enfermedad pagados.

“Cuando vengo enfermo, no solo contamino a mis compañeros de trabajo sino a los clientes porque manipulamos los productos que ellos vienen a comprar”, dijo Ayala. “Eso se extiende a la familia de los clientes y a la comunidad”, añadió.

La Opinión contactó a El Super en busca de un comentario, pero no respondieron nuestros mensajes.

Aunque Price no especificó si trabajaría en alguna ordenanza que otorgue este tipo de beneficios a los trabajadores de Los Ángeles, destacó que es importante motivar a las empresas a que implementen políticas que apoyen a las familias.

“Hay muchas personas envueltas en eso y queremos seguir el mismo camino que ellos”, dijo Price, con respecto al apoyo que quiere brindar a los que luchan por este derecho. “Hemos estado también educando a la comunidad sobre las ventajas de la reforma de salud. Queremos cambiar la calidad de vida de las personas y la comunidad en general”, dijo.