Inquilinos se preocupan por crisis de vivienda accesible

La comunidad neoyorquina se preocupa por la crisis de viviendas asequibles
Sigue a La Opinión en Facebook
Inquilinos se preocupan por crisis de vivienda accesible
Inquilinos y organizaciones se reunieron en una iglesia para expresar las preocupaciones de la viviendas neoyorquinas.
Foto: Humberto Arellano

Nueva York — Durante un foro un comunitario en la iglesia episcopal Saint Philip, en Harlem, inquilinos y organizaciones de defensa expresaron su preocupación lo que calificaron como una crisis de vivienda accesible y de renta estabilizada.

En junio de 2011, la Legislatura del Estado de Nueva York y el gobernador Andrew Cuomo negociaron un proyecto de ley que extendió por cuatro años la protección de cooperativa, renta controlada y renta estabilizada; sin embargo, en 2015 expira resguardo de la vivienda accesible.

“Existe un vago cumplimiento de las leyes que amparan al inquilino pobre y de color”, dijo María Cortés (62), una activista y beneficiaria de la renta estabilizada por 28 años. “Los caseros usa la amenaza, el acoso y la intimidación para sacar a la calle a las familias más vulnerables”.

La puertorriqueña residente de Bushwick contó que en su vecindario decenas de latinos viven en departamentos de renta estabilizada, pero el fenómeno conocido como desplazamiento está empujando la pérdida de este beneficio.

“Hay gente que paga $400 por un lugar amplio, pero son expulsados por los caseros porque los nuevos inquilinos desembolsan hasta $2,500 por el departamento”, apuntó Cortés, quien en meses recientes llevó ante la Corte de Vivienda a su casero por falta de reparación de emergencia.

En este contexto, Luís Enriques, organizador de Se Hace Camino Nueva York, indicó que no se puede esperar hasta 2015 para impulsar una aguerrida lucha por la protección de la vivienda accesible.

“Un movimiento fuerte de inquilinos será la única via para hacer que Albany de una respuesta real. Urge garantizar la protección de la renta estabilizada y controlada “, advirtió.