Colombia reelige a presidente Santos

El apoyo de una izquierda que lo critica fue clave para su victoria

Colombia reelige a presidente Santos
El reelecto presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (c), votó acompañado por su familia.
Foto: EFE

Colombia reeligió ayer presidente a Juan Manuel Santos para los próximos cuatro años, en un espaldarazo al proceso de paz iniciado por el dirigente de centro-derecha a finales de 2010. Con el 99,9% de los votos escrutados en un tiempo récord, el candidato de la Unidad Nacional (Partido de la U, Partido Liberal y Cambio Radical) obtuvo el 50,9% de los votos (7.813.115), frente al 45% (6.903.813) del dirigente uribista Óscar Iván Zuluaga.

“Es el momento de unirnos todos en la búsqueda de la paz, ése fue el mandato que expresaron hoy los colombianos… El mensaje es también para las FARC y el ELN, y es claro: éste es el fin de 50 años de violencia y el comienzo de una nueva Colombia con más libertad y más justicia social, en paz consigo misma”, enfatizó Santos en su primer discurso al país, con la palabra paz pintada en su mano, rodeado de niños vestidos de blanco y con pequeñas palomas blancas de papel.

El presidente reelegido aseguró haber recibido el mensaje de lo que votaron en su contra: “Ésta no será una paz con impunidad, será justa. Tendremos que dar pasos difíciles para asegurar que no sólo sea justa, sino duradera. Y voy a necesitar el apoyo de todos los colombianos para lograrlo”.

Santos consiguió remontar así la desventaja que sufrió en la primera vuelta de mayo, gracias a una abrumadora campaña en apoyo al proceso de paz, incluso utilizando sin rubor fondos públicos. También contó con el apoyo directo del crítico izquierdista Polo Democrático (casi dos millones de papeletas en mayo), de la mayoría de los dirigentes del Partido Verde (un millón de votos) e incluso de 40 parlamentarios del Partido Conservador, cuya candidata se sumó a Zuluaga.

Del lado del presidente también se situaron gran parte de los empresarios, muchos intelectuales, organizaciones sindicales y sociales y los grandes medios de comunicación.

“Hemos dado una batalla llena de idea, enfrentando todo tipo de obstáculos y a la maquinaria estatal”, destacó Zuluaga en su discurso de reconocimiento a Santos. El dirigente se mostró orgulloso de ser el candidato del uribismo”.

La batalla de Bogotá fue trascendental para el triunfo santista. La ciudad se volteó contra Zuluaga, pese a que la había votado en primera vuelta. La capital compensó con su peso el apoyo masivo que el candidato del Centro Democrático obtuvo en Antioquia, el territorio de su padrino político, el expresidente Álvaro Uribe.

También fue trascendental el incremento de votos en la costa, territorio de pequeños caciques políticos donde abunda la mermelada (pagos económicos y dádivas políticas), que se abstuvo en mayo y que ayer apoyó al presidente. Más de dos millones que no habían votado en la primera vuelta, sí lo hicieron ayer.