Autoridad positiva para educar a tus hijos

Criar a tus hijos requiere de temple y disciplina para enseñarles disciplina.
Autoridad positiva para educar a tus hijos
La sonrisa en el rostro de tus hijos al ejercer una sana autoridad será tu mejor recompensa.
Foto: Shutterstock

Los padres regañones y violentos no siempre se recuerdan con cariño. Hablo por mi propia experiencia y la de muchas personas que nos quedamos con las ganas de tener padres cariñosos. Aunque sin duda estás consciente de todo esto y más, vamos a platicar al respecto para aclarar algunas ideas. ¿Me acompañas?

La palabra mágica: “No”

Tantas veces escuchamos esta palabra que crecemos con la idea de que, efectivamente, no podemos lograr muchas cosas porque nos están prohibidas. Ejerce tu autoridad positiva como madre y explica a tus pequeños el porqué no permitirás que crucen la calle solos o por qué no acudirán a bar alguno antes de cumplir los 18 años. La negación no es un mero capricho tuyo, sino una forma de amor y protección hacia ellos. Haz que sientan ese cariño y cooperarán más fácilmente.

Fija límites razonables

Prohibir que un niño vea la TV tajantemente no será tan efectivo como permitir que disfrute su show favorito luego de cumplir adecuadamente con sus deberes y tareas. El equilibrio es esencial para ejercer una sana autoridad, disciplinarlos adecuadamente y dejar que sean libres: todo al mismo tiempo.

Violencia física, o cómo perder el cariño de tus hijos

Realmente nuestra sociedad necesita de personas que se guíen por la confianza personal y no por el miedo a las múltiples figuras de autoridad. Tú puedes criar hijos así y para lograrlo debes evitar golpearlos, gritarles o amenazarlos. Platica con ellos y sé enérgica, pero jamás violenta. Una sola palabra amable puede lograr maravillas.