DREAM Act de NY sigue pendiente

La legislatura estatal de Nueva York cierra su sesión legislativa este viernes, cuando los legisladores tienen la última oportunidad de votar y aprobar proyectos candentes como la legalización de la marihuana medicinal, el DREAM Act o la subida del salario mínimo.

La propuesta que parece tener más opciones es la de la marihuana medicinal, que ya ha sido aprobada por la Asamblea y los comités previos del Senado. La medida pueda ser votada, a más tardar, el jueves.

El gobernador Andrew Cuomo ha dicho en repetidas ocasiones que apoya autorizar el uso de la marihuana con fines medicinales, pero con ciertas restricciones.

El líder del Senado Estatal, el republicano Dean Skelos, prefiere que sólo se apruebe un sistema por el que solo se autorice el consumo de marihuana mediante pastillas o aceites, pero no fumándola.

Otra propuesta que está sobre el tapete en Albany es la posibilidad de subir el salario mínimo de $8 a $10.10 la hora en el estado. De acuerdo a la medida, los salarios también subirían automáticamente según el índice de inflación.

El proyecto tiene el apoyo de los líderes de la Asamblea, pero los republicanos que controlan el Senado se oponen porque dicen que forzaría a los dueños de negocios a despedir a empleados y dañaría el crecimiento económico.

El DREAM Act también fue aprobado recientemente por la Asamblea por segunda vez este año, aunque fuentes en Albany con conocimiento del tema dicen que tiene muy pocas posibilidades de ser votado antes del cierre. Estas mismas fuentes dicen que lo más probable es que sea por fin incluido en el presupuesto fiscal del año que viene por Cuomo, si es reelegido en noviembre, algo que prácticamente se da por descontado

Empujón ciudadano

Casi un millar de trabajadores de bajos ingresos, la mayoría de la industria de la comida rápida, se congregarán este martes frente al capitolio en Albany para reclamar una subida inmediata del salario mínimo a $10.10 la hora.

Los trabajadores defienden que estados como Maryland, Connecticut, California, Vermont y Hawái, donde el coste de vida es menor que en Nueva York, han aprobado recientemente subidas por encima de $10, por lo que no hay argumentos para que el estado neoyorquino no haga lo mismo.

El actual salario mínimo en Nueva York es $8 la hora y subirá a $8.75 el año que viene y a $9 en 2016.

Decenas de Dreamers también se concentrarán este martes a la noche frente a la oficina del gobernador Andrew Cuomo para pedir la aprobación del DREAM Act.

http://www.eldiariony.com