Incendio deja al descubierto laboratorio de drogas en Compton

El incendio, que ocurrió la madrugada del martes en una casa de Compton, reveló la existencia de un laboratorio de "polvo de ángel"
Incendio deja al descubierto laboratorio de drogas en Compton
La casa de Compton es la escena de un laboratorio de PCP
Foto: Jorge Morales / La Opinión

Un incendio que fue registrado a las 3:15 a.m. de este martes en una vivienda de Compton dejó al descubierto un laboratorio de drogas, confirmó un detective.

El Departamento del Sheriff informó que un agente del alguacil que patrullaba la calle West 137 observó que había un incendio al pasar por la casa marcada con el 1117 y que una camioneta arrancaba a toda velocidad.

Al perseguirla, un hombre saltó de la camioneta y al detenerlo se descubrió que padecía de varias quemaduras.

Luego de que los bomberos sofocaron el incendio a eso de las 5:30 a.m., el cual sólo afectó un garaje en el patio trasero, un equipo especializado en el manejo de materiales peligrosos llegó al lugar al confirmarse que ahí se fabricaba fenciclidina, mejor conocida como PCP, “Polvo de Ángel” o “Angel Dust”.

Las autoridades consideraron por un momento evacuar el vecindario, pero no lo hicieron, sólo acordonaron la zona y restringieron el paso sólo a residentes.

La PCP, una droga de efectos alucinógenos, parecía haber desaparecido a finales de la década de los 70, ya que la fenciclidina, que se utilizaba comercialmente como analgésico, fue declarada ilegal.

Sin embargo, en los últimos años se ha puesto de moda en las fiestas “rave” o de música electrónica.

La PCP no es tan común como la metanfetamina, pero se ha vuelto popular porque es más barata y porque una dosis que cuesta alrededor de $10 llega a tener efectos durante 24 horas.

A esta droga también se le conoce como Hog, Ozone, Rocket Fuel, Shermans y Wack, mientras que al combinarse con marihuana para ser fumada se le llama Killer Joints, Super Grass, Fry, Lovelies y Wets.