Preocupa a ONU guerra sectaria en Medio Oriente

Ban Ki-moon alertó sobre los riesgos inminentes de que el conflicto en Irak y Siria pueda dispersarse a Medio Oriente y convertirse en un conflicto sectario
Sigue a La Opinión en Facebook
Preocupa a ONU guerra sectaria en Medio Oriente
Las violencia en Irak se ha recrudecido.
Foto: EFE

Ginebra.- El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, advirtió sobre los riesgos inminentes de que el conflicto en Irak y Siria pueda dispersarse a Medio Oriente y convertirse en un conflicto sectario.

“Existe un verdadero riesgo de una mayor violencia sectaria masiva en Irak y más allá de sus fronteras”, declaró Ban en rueda de prensa en Ginebra.

“Estoy muy preocupado por el rápido deterioro de la seguridad en Irak“, subrayó.

Ban urgió a los líderes políticos y religiosos del país a unirse y entablar un diálogo inclusivo en el que se escuchen todas las voces para prevenir actos de represalia tras las denuncias de ejecuciones sumarias de cientos de personas, como soldados, desertores del ejército iraquí, e imanes, por parte del grupo extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés).

Las declaraciones del secretario general de la ONU coinciden con el nuevo informe de la Comisión de Investigación de Naciones Unidas sobre la situación en Siria el cual advierte sobre el peligro de una guerra sectaria en la región de Medio Oriente luego de los ataques que han tenido lugar en Irak y ante la imposibilidad de una solución de la guerra en Siria.

“Una guerra regional en Medio Oriente cada vez está más cerca”, afirmó el informe presentado este martes por el presidente de la Comisión Paulo Pinheiro ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“El aspecto más peligroso de la espiral de violencia que envuelve a Irak y a Siria ha sido el aumento de la amenaza sectaria, una consecuencia directa de la ofensiva armada y el dominio del grupo extremista sunita Estado Islámico de Irak y el Levante”, subrayó el informe realizado por expertos de la ONU.

“Nosotros advertimos hace mucho tiempo sobre los peligros de contagio de la violencia en ambos sentidos, que ahora se está convirtiendo en un conflicto que puede derramarse a nivel regional”, dijo por su parte en rueda de prensa en Ginebra, Vitit Muntarbhorn, uno de los expertos responsables de la investigación.

“Probablemente, estamos en la cúspide de una guerra regional y estamos muy preocupados”, enfatizó.

Los expertos señalaron que la responsabilidad de resolver este conflicto por el diálogo recaía en la voluntad política de la comunidad internacional y la influencia de estados que tienen influencia en la región para resolverlo.

Asimismo sostiene que es imprescindible que exista rendición de cuentas y lamenta el fracaso de la resolución del Consejo de Seguridad que pedía referir el caso de Siria a la Corte Penal Internacional debido al veto de Rusia y China.

Los expertos señalaron cómo “hemos viajado distancias históricas en la búsqueda de la justicia desde la antigua Yugoslavia, Sierra Leona y en Ruanda, para nombrar algunos casos”.

Sin embargo, la comunidad internacional “se ha tropezado y caído cuando se ha clamado por la búsqueda de justicia y protección del pueblo sirio”.

El informe de la Comisión constituye una actualización de los acontecimientos en Siria y documenta atrocidades perpetradas por todas las partes con el fin de que sus hallazgos puedan presentarse como evidencia en caso de llevarse a juicio.

En Siria, la mayoría de la población son víctimas del conflicto actual y han sufrido de manera indescriptible, “ellos tienen derecho a esperar que la justicia no les será negada”, urge el informe.