ÚLTIMA HORA
El futbolista danés Christian Eriksen está "estabilizado y despierto"

Indocumentada y sin hogar, pero logró graduarse de la secundaria en L.A.

Dormía en una camioneta y pensó varias veces en rendirse, pero no lo hizo. Conozca la historia de Nora.

Indocumentada y sin hogar, pero logró graduarse de la secundaria en L.A.
La parte trasera del vehículo se convirtió en lugar de estudio y cama para Pérez.
Foto: Captura de PBS

Si bien actualmente no puede matricularse en una institución de educación superior, Nora Pérez está determinada a graduarse de la universidad y convertirse algún día en una agente del FBI.

Pérez acabó de graduarse de Edward R. Roybal Learning Center, una escuela secundaria en Los Ángeles, y aunque ahora sabe lo que quiere hacer en el futuro, su camino no fue siempre tan claro: desde que su padre perdió su empleo cuando ella cursaba el noveno grado, Pérez y su familia perdieron su casa y se vieron obligados a vivir en una camioneta estacionada. Allí pasaron varias noches difíciles y frías. La parte trasera del vehículo se convirtió en lugar de estudio y cama para Pérez, reportó David Nazar de PBS.

“En ese punto, pensé que todo se estaba destruyendo completamente”, dijo Pérez. “Estaba perdiendo todo lo que tenia. Simplemente era demasiado dolor en ese punto y me sentí como rindiéndome”.

Afortunadamente, Pérez ― quien nació y fue criada en México hasta que tenía ocho años de edad ― buscó ayuda en lugar de darse por vencida y la encontró. A través del Homeless Education Program del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD por sus siglas en inglés), ella pudo tener acceso a varias cosas que la ayudaron a terminar la preparatoria, como mochilas, útiles escolares o kits de limpieza. El programa funciona conforme al McKinney-Vento Homeless Assistance Act, el cual apunta a asegurar que jóvenes indigentes tengan acceso igualitario a educación pública gratuita.

“No me voy a dar por vencida”, comentó Pérez. “Ahora que he logrado tantas cosas, no me voy a dar por vencida”.

La tenacidad de Pérez y la ayuda que recibió del programa de LAUSD rindieron sus frutos ya que ella es una de los 100 estudiantes desamparados que se han graduado este año a pesar de enfrentar dificultades muy particulares.

Según Debra Duardo, directora ejecutiva del Departamento de Salud y Servicios Humanos para Estudiantes de LAUSD, los beneficios del programa tienen un impacto mucho más allá de la preparatoria.

“Vemos a muchos de nuestros estudiantes que van a un college, a universidades de cuatro años, que consiguen becas, por los servicios que están recibiendo desde temprano”, dijo Duardo.

La población de gente indigente en California ― unos 137 mil, de acuerdo al U.S. Department of Housing and Urban Development ― es la más grande del país. Se estima que más de 13,700 estudiantes desamparados viven dentro de los límites geográficos de LAUSD.

Pérez ganó mucho con la ayuda que consiguió del programa del distrito escolar, pero nosotros también aprendimos bastante con su historia, como que uno puede lograr los objetivos trazados sin importar las limitaciones que se sufran. ¡Gracias por eso, Nora!