Inauguran un nuevo semáforo en cruce peligroso (fotos)

Instalan señal de tráfico en esquina del sur de Los Ángeles donde murió un joven
Sigue a La Opinión en Facebook
Inauguran un nuevo semáforo en cruce peligroso (fotos)
Personas caminan frente al semáforo recién instalado en la esquina de las calles Normandie y 42.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Las luces del nuevo semáforo de la avenida Normandie y la calle 42 en el sur de la ciudad, se encendieron por primera vez, y los vecinos rompieron en aplausos y vivas.

Aún está fresco en su memoria, el 13 de septiembre pasado, cuando en ese mismo cruce perdió la vida Nathaniel Mota, de 16 años, quien al salir de la Iglesia Santa Cecilia rumbo a su casa, murió atropellado por un conductor que se dio a la fuga.

Por irónico que parezca, su familia, junto con otros residentes, llevaban cinco años pidiendo a las autoridades un semáforo en esa esquina.

“Yo misma escribí esa petición a la Ciudad. Les decía en la carta, alguien va a morir aquí. Nunca me imaginé que iba a ser mi sobrino”, dijo entristecida Yaneth Palencia, tía de Nathaniel.

El semáforo era vital, dicen los vecinos.

“Lo que sucede es que aquí vive una comunidad pobre muy grande, y como no tienen muchos carros, los muchachos caminan mucho por las calles”, explicó Palencia.

Ayer por la mañana, el concejal Curren Price acompañado por la familia de Nathaniel, jóvenes estudiantes y vecinos inauguró el semáforo.

La Normandie es una vía donde aunque la velocidad límite es de 35 millas por hora, los autos llegan a correr hasta 60 millas por hora, dijo el cura Jorge Ochoa de la Iglesia Católica Santa Cecilia, uno de los que más presionó por el semáforo. “La semana que sucedió el accidente, yo había llamado a la oficina del concejal, explicándoles el peligro porque aquí ya habían ocurrido varios choques, atropellados, y hasta un muerto. La gente vive con mucho temor porque lo peor es que los conductores pegan y se van”, anotó.

El semáforo se instaló en un tiempo récord, nueve meses después de la tragedia, pero cinco años después de la petición, y tras la muerte de Nathaniel.

Los vecinos que solicitan un semáforo para las intersecciones peligrosas de la Ciudad tienen que armarse de paciencia y esperar años.

Selwyn Hollins, gerente general asistente del Departamento del Transporte de la Ciudad (LADOT), dijo que dan prioridad a aquellos crucs donde ha habido más muertes, atropellamientos o choques.

“Es una cuestión de falta de financiamiento. Los semáforos y otras señales de tránsito se establecen con fondos federales, y obtenerlos puede tardarse años”, explicó.

Una vez que se cuenta con los recursos, la construcción tarda entre tres y seis meses.

“En el caso de la Normandie y 42 comenzamos en enero. Lo que procede normalmente es hacer un estudio de ingeniería, se hace un reporte y se comienza la edificación, pero primero hay que disponer del dinero”, indicó Hollins.

El costo de un semáforo es de entre 185 mil a 250 mil dólares.

El funcionario reveló que por primera vez la Ciudad ha asignado 6 millones de dólares en el presupuesto de 2014-15 para la edificación de semáforos, lo que combinado con los fondos federales puede acelerar el proceso.

Hollins reconoció que pueden tardarse años en atender una petición para colocar semáforos. “Hoy en día, ya con los fondos asignados tenemos 40 en proceso pero hay más de 200 peticiones por toda la ciudad. Donde existe más demanda es en áreas donde se ubican hospitales, escuelas, gente caminando”.

La Ciudad tiene alrededor de 4,400 semáforos.