Latina dirige a la Policía de Cypress

Desde 2011 Jackie Gómez-Whiteley dirige una corporación con 55 agentes
Sigue a La Opinión en Facebook
Latina dirige a la Policía de Cypress
Jackie Gómez-Whiteley (izq.) ha sido la 'primera' mujer de origen latino en muchas agencias del orden del condado de Orange. Aquí habla con una de sus agentes.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Sucedió en diciembre de 1989. Jackie Gómez-Whiteley, entonces motociclista de la Policía de la ciudad de Orange, estaba afuera de la estación cuando una mujer que abrazaba a un recién nacido se le acercó para pedirle ayuda: un sujeto abordo de su camioneta amenazaba con matarla a ella y a su familia.

Sin entender lo que pasaba, la agente se aproximó con cautela al vehículo, en el cual había dos hombres, que poco después forcejearon con un arma y hubo disparos. El sospechoso baleó al esposo de la mujer.

“Pensé que ese sujeto nos dispararía, lo acababa de hacer frente a un policía […] Y le disparé”, cuenta.

Gómez-Whiteley luego descubrió que el atacante era un narcotraficante y la pareja le debía dinero a un cartel mexicano. El tirador era parte del grupo de mafiosos que los interceptó en Riverside y los forzó a conducir a su casa, en Santa Ana, para pagar la deuda. Otro coche con sujetos armados los seguía. Pero en el camino la mujer se desvió a la estación de la Policía de Orange para pedir ayuda.

La historia está sintetizada con la palabra “valor”, que está grabada en un broche bicolor —una medalla —que adorna el uniforme de quien ahora es jefa de la Policía de Cypress.

De padre mexicoamericano y madre anglosajona, Gómez-Whiteley ha sido la primera en distintas agencias del orden del condado de Orange. Desde ser la primera mujer en la Policía de Los Alamitos, a la primera mujer en el escuadrón de motociclistas de la Policía de Orange, hasta ser la primera jefa policíaca en Cypress.

“Estoy muy agradecida por la oportunidad; la gente ha creído en mí, pero ha sido [el resultado de] un trabajo arduo”, comenta Gómez-Whiteley, de 49 años y con una carrera que inició hace 28.

Desde 2011 ella dirige una corporación integrada por 55 agentes, de los cuales sólo cuatro son mujeres.

A decir de la jefa de policía, estar encargada de la vigilancia de la ciudad en la que nació y creció es “como un sueño”. Y ella ha sabido dar resultados: los índices delictivos bajaron un 10% en 2013, comparado con un año anterior. Sólo el robo de auto creció.

“Ese es un crédito de los hombres y mujeres en el Departamento, porque yo no estoy afuera”, menciona quien concluyó la carrera de Psicología en la universidad Loyola Marymount y obtuvo una maestría en Liderazgo Organizacional en la Universidad Chapman.

La familia de su padre, Lorenzo Gómez, nacido y criado en Santa Ana, proviene del estado de Jalisco. Su propia diversidad, subraya, le ha ayudado a entender a la comunidad a la que sirve y ha tratado de que esto se refleje en el Departamento a su cargo.

“Me inspira la diversidad creciente en nuestro oficio, que nos está permitiendo ser más efectivos”, dijo.

Permitir que se enrolen más mujeres, latinos, asiáticos y negros en la agencia es su objetivo, para —según ella— elevar la confianza hacia la agencia. De lo contrario, afirma, “se da una impresión negativa”.

El 18% de los habitantes de Cypress son latinos y algunos carecen de documentos legales.

Gómez-Whiteley conoce esta realidad y celebra que en 2015 el estado les otorgue licencias de manejo. “Queremos que se sientan bien reportando crímenes a nuestro departamento”, dijo.