Messi estÁ, el resto es un enigma

Sigue a La Opinión en Facebook

@marcelogantman

Un final así, con otro golazo de Lionel Messi, desata la locura y sacude el fastidio. Pero fundamentalmente trae alivio.

El seleccionado ganó porque estuvo Messi y la Argentina no sufrió más aún porque estuvo Romero, pieza clave en el arco por lo menos en dos cabezazos en el segundo tiempo. Por “Chiquito” el equipo y el hincha respiran. Por el “Enano” la Argentina está en octavos de final. Lo demás es una deuda.

El empate era un drama para el equipo de Sabella. No hay otra mirada posible. Irán propuso 4-5-1 muy físico y un limitado trato de la pelota.

Argentina fue otra vez una oda al ritmo cansino, el pase anunciado y el estilo estático de jugar la pelota al pie

Irán usó poco la pelota, pero cuando lo hizo el fondo argentino fue un tembladeral.

Sabella metió cambios para no cambiar. Demoró su decisión porque tal vez quería ver más antes de arribar a una decisión. Palacio y Lavezzi mantuvieron el esquema al entrar por Higuaín y Agüero. Los ingresados encajaron pronto al desacople general.

Argentina es el único equipo en octavos con la necesidad de ajustar rendimientos individuales y colectivos. No llega por sus méritos sino a pesar de sus propios bajones.

Pero el Mundial de Brasil ya sabe que Messi está. El resto todavía no acompaña