Prorrusos atacan a ucranianos en puesto fronterizo

Militares ucranianos respetan orden de alto el fuego mientras prorrusos atacan puesto fronterizo
Sigue a La Opinión en Facebook
Prorrusos atacan a ucranianos en puesto fronterizo
El presidente ucraniano pidió un alto el fuego de parte de sus fuerzas militares.
Foto: EFE

Las Fuerzas Armadas ucranianas han respetado la orden del alto al fuego unilateral que ordenó el presidente Petró Poroshenko anoche. El Gobierno de Ucrania asegura que ha denunciado ataques de las milicias prorrusasa las cuales culpa de intentar de interferir en el proceso de paz en el sureste del país.

Milicias prorrusas atacaron con fuero de morteros el puesto fronterizo de ucranania Izvárino. Fue un “intento consciente de torpedear el proceso de arreglo pacífico en las regiones orientales de Ucrania”, dijo la cancilleria ucraniana en un comunidado.

Amplía al respecto la agencia EFE:

“Exteriores subrayó que las Fuerzas Armadas de Ucrania “no emplearon ni emplean artillería ni morteros para restablecer el control de la frontera”.

Según el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia, durante el ataque a Izvárino más de ochenta guardias fronterizos ucranianos se refugiaron en territorio ruso.

La cancillería ucraniana señaló la “necesidad imperiosa” de evitar caer en provocaciones como las que tuvieron lugar en Izvárino, ya que la observancia del cese del uso de la fuerza es crucial para rebajar la tensión en el este de Ucrania, donde los combates han dejado centenares de muertos en los dos últimos meses.

Además, Ucrania exigió hoy a Moscú explicaciones oficiales por el incremento del número de efectivos y vehículos militares rusos junto a sus fronteras.

“La realización por el país vecino de estas actividades militares con tareas indeterminadas no ayuda a la normalización de la situación en Ucrania y a las iniciativas de paz de la jefatura de nuestro Estado”, subrayó Exteriores.

La cancillería recordó que el propio titular de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, admitió este jueves el aumento del número de efectivos militares rusos junto a las fronteras de Ucrania.

En vista de ello, añade la nota, Ucrania exigió a Rusia “explicar oficialmente los objetivos (de la concentración de tropas) e informar del número de efectivos, la clase de armamentos y tipos de fuerza involucrados en ello”.

Estados Unidos declaró ayer que cuenta con información de que Rusia ha “restablecido” sus fuerzas militares en la frontera con Ucrania.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, aseguró que “se trata de la vez que las tropas rusas han estado más cerca de territorio ucraniano desde su invasión de Crimea”.

El alto el fuego ordenado por Poroshenko regirá una semana, hasta el día 27, período en el debe ponerse en marcha su plan de paz, de quince puntos, que incluye el desarme de las milicias y la creación de corredores seguros para que “los mercenarios rusos y ucranianos” puedan abandonar el territorio de Ucrania.

El presidente ucraniano advirtió de que el alto el fuego unilateral no significa que las fuerzas gubernamentales no vayan a responder a los ataques.

“Ucrania ha demostrado que está dispuesta a defender su independencia e integridad territorial con las armas en la mano, pero si hay una posibilidad de resolver el conflicto por la vía pacífica debemos aprovecharla”, se afirma en una declaración emitida hoy por Gobierno ucraniano en apoyo de la iniciativa de Poroshenko.

El Gobierno, añade el documento, hará todo lo que esté en su mando para impulsar el plan de paz del presidente y para cumplir sin dilación los puntos del mismo que son de su competencia.

El primer ministro, Arseni Yatseniuk, impartió instrucciones de aprovechar el alto el fuego para reanudar el pago de salarios y pensiones donde habían sido suspendidos por acciones militares.

El plan de paz de Poroshenko ha sido recibido con fuertes reticencias en Moscú.

En la Presidencia rusa destacaron que “lamentablemente, el primer análisis muestra que no se trata de una invitación a la paz, sino que es un ultimátum a los milicianos del sureste de Ucrania para que depongan las armas”.

“De momento, (al plan) le falta un componente esencial: la propuesta de entablar negociaciones”, destacó la oficina de prensa del Kremlin, en alusión a que no prevé la posibilidad de diálogo con los líderes de la sublevación prorrusa”.”