Es el momento de los graduados

Es el momento de los graduados
El presidente Obama dio un discurso para los recien graduados de UC Irvine, ese fue su único discurso de graduación programado del año.
Foto: EFE

Educación

“La educación permite que un pueblo sea fácil de liderar, pero difícil de manejar; fácil de gobernar, pero imposible de esclavizar”. Lord Byron Brougham.

Estamos en esa época del año en la que los estudiantes terminan sus estudios secundarios y no solamente se gradúan de la escuela sino que además concluyen una etapa que marca el ingreso a la madurez y a la vida adulta.

El éxito alcanzado no es sólo el final de un camino, sino además la expectativa de que se abra otra ruta que dirigirá al graduado hacia una educación superior o el aprendizaje de alguna habilidad especial que permita el acceso a la competividad laboral y a la seguridad financiera.

La realidad de hoy es que un diploma de escuela secundaria no garantiza que se podrá contar en el futuro con los medios necesarios para llevar una vida sin sobresaltos.

Por eso es que el seguir agregando diplomas a nuestra hoja de vida se vuelve un imperativo.

Un dato estadístico reciente presentado por el sistema de Universidades públicas de California señala que por primera vez en la historia del Estado, los estudiantes hispanos están ingresando en las universidades en mayor número que los anglosajones, sin embargo nuestro índice de graduación es menor a otros grupos étnicos. La brecha se cree es debido a que los hispanos cuentan con menos medios económicos para solventar los altos costos de las matriculas universitarias por lo que se ven obligados a trabajar para poder mantenerse y colaborar en la manutención del hogar, pasando entonces la educación a ser un asunto de segundo plano.

Destinados como estamos los hispanos a ser dentro de poco la mayoría de habitantes del Estado, es de importancia suprema que nuestros jóvenes alcancen la excelencia académica y que se conviertan en los futuros abogados, médicos, ingenieros, economistas, etc. California va a experimentar en las próximas décadas una gran necesidad de profesionales capacitados en todas las áreas, especialmente con el retiro de los llamados baby boomers, y somos los hispanos en un buen número los llamados a suplir esa carencia de especialistas en diversas carreras.

Uno de los graduados en estos días es mi hijo Jorge Andrés que termina su secundaria y pronto iniciará sus estudios superiores. Y que nos ha llenado de orgullo no solo por ser un gran estudiante y un destacado deportista, sino además por contar con una tremenda tenacidad, un inclaudicable espíritu de lucha, una férrea disciplina y una visión muy clara de lo que desea para su futuro.

Hijo adorado, cree en tus sueños, lucha por ellos, mantén encendido ese fuego que llevas dentro, y recuerda todos los días que fuiste creado para grandes cosas. Felicitaciones a todos los graduados. Felicitaciones a nuestros hispanos graduados. Recuerden sigan adelante, ustedes son el futuro de los Estados Unidos de América.