‘Los menores huyen, no migran’

Muchos son víctimas de amenazas o violencia en sus barrios
‘Los menores huyen, no migran’
Agentes de la Patrulla Fronteriza escoltan a jóvenes en Nogales, Arizona.
Foto: EFE

ENTREVISTA

La gran mayoría de los niños y adolescentes hondureños y salvadoreños que migran solos están “huyendo, no migrando”, de la violencia, extorsión, secuestro y muerte en sus escuelas y vecindarios y en el caso de los guatemaltecos, en particular los indígenas, una fuerte motivación es la discriminación y pobreza extrema.

Así lo explica la catedrática e investigadora Elizabeth Kennedy, profesora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Barbara, quien ha conducido extensas investigaciones sobre las causas de la emigración de menores de estos tres países.

Kennedy está en estos momentos en El Salvador, donde ha entrevistado a más de 400 menores migrantes y está en contacto con algunos durante todo su trayecto hasta que llegan a Estados Unidos. También ha estado en Honduras y Guatemala examinando el mismo tema.

¿Cuales son las similitudes y diferencias entre las causas de emigración en los tres países de los quevienen la mayoría de los menores de edad?

En Guatemala la causa más común es la pobreza de la gente indígena, aunque muchos jóvenes de áreas urbanas sufren violencia, amenazas de las maras y son víctimas del crimen. La mayoría son indígenas también perseguidos por racismo.

En Honduras y El Salvador es más común la victimización por las maras, extorsión, amenazas. En ElSalvador el gran problema está entre la MS 13 y la Mara 18 y esto afecta a casi todo el país. En Honduras también hay maras, hay traficantes, hay carteles. La tregua entre pandillas nunca funcionó en Honduras porque hay más actores criminales en juego.

En El Salvador tras la tregua, los homicidios disminuyeron, pero aumentaron las desapariciones, secuestros, extorsión y asaltos. Ahora se están encontrando tumbas masivas clandestinas.

¿Cuál es la razón de la violencia, de las muertes?

El control del territorio para dominar la actividad criminal. Hay algo que siempre pasa con las drogas. Cuando se pusieron a romper los carteles en Colombia, estos se mudaron a México y ahora que los están atacando en México, se están mudando a Centroamérica y el Caribe. Hay un flujo de recursos, de armas, de dinero…hay más dinero y también hay una red más organizada porque las maras ahora pueden vender las drogas.

¿Están involucradas las maras en el tráfico de personas?

Supuestamente sí aunque mucho de su dinero sale de extorsiones y venta de droga. O son sicarios porcontrato.

¿De acuerdo a su investigación, los niños vienen solos o tienen familiares en Estados Unidos?

El 90% de los niños que he entrevistado en El Salvador y que migran tienen un familiar en Estados Unidos. El 50% de ellos tienen mamá o su papá o los dos. Pero hay algo importante: solo 35% dice que están migrando para allá por reunificación familiar. No sólo se van a Estados Unidos, si la familia está en Mexico o Panamá allá se van. Están escapando. El 60% de los niños están huyendo— no están migrando— de amenazas o violencia en sus barrios o escuelas. Sintieron necesidad de migrar porque aquí tienen miedo por sus vidas

¿Y por qué ahora más?

La cantidad ha aumentado consistentemente desde 2011, aunque es verdad que este año el aumento es mayor. La violencia en El Salvador se ha incrementado recientemente. Ahora en el mes de mayo hubo 401 homicidios, un promedio de 12 por día. En Honduras hay 15 por día y este es un país de 8 millones de habitantes.

¿Quiénes migran? ¿Son más adolescentes o niños?

El 68% son adolescentes entre la edad de 13 y 17 años. Los más jóvenes van acompañados por familiares aunque yo he visto 3 niños de 8 años que viajaron sin familiares con coyote o guía.

Otra cosa es que los migrantes tienen miedo a decir la verdad completa a los agentes de inmigración.

Los números de extranjería son solo 10% pero yo he visto con mis propios ojos, yo hago las mismas entrevistas, que ellos no tienen confianza a un funcionario de gobierno. Yo hago las entrevistas en el mismo día y siempre yo tengo números más del 50% se van por la violencia. A mí me dicen más porque ofrezco aconsejarlos sobre sus opciones legales. Yo escribo testimonios como experta en casos de asilo para casos allá.

¿Es verdad que cuando llegan aquí se dejan atrapar, no intentan internarse en Estados Unidos?

Eso es lo que se dice y lo que yo pensaba antes de venir acá, pero estoy en contacto con 20 jóvenes que los conocí aquí y ahora ya están en Estados Unidos y ninguno de ellos querían enfrentarse con la migra. Ellos preferían pasar sin detección si era posible. A cuatro los agarraron a los otros 16 no.

¿Qué saben ellos aquí del futuro que les espera en Estados Unidos ?

La verdad cuando están aquí no saben mucho, pero quizá escuchan cosas en el camino. Eso puede cambiar entre el Salvador y la frontera con Estados Unidos. Aquí no saben, tal vez en la ruta otros les dicen cosas.