Persisten fallas de inscripción a Medi-Cal

Más de 800 mil solicitudes no han sido procesadas

Las autoridades aún no saben cuándo  terminarán de procesar   las solicitudes pendientes.
Las autoridades aún no saben cuándo terminarán de procesar las solicitudes pendientes.
Foto: Foto: Archivo

Obamacare debió ayudar a Yolanda Martínez. Pero cuando ella trató de ver a un cardiólogo por primera vez en su vida, el sistema de inscripción de Medi-Cal le falló.

“Me dijeron que tenía que esperar hasta que me dieran mi tarjeta de Medi-Cal”, dijo la mujer de 56 años quien sufre de latidos irregulares en el corazón. “No sé cuánto tiempo va a tardar”.

Martínez no está sola.

Funcionarios de salud pública no saben cuánto tiempo tomará procesar las más de 800 mil solicitudes de Medi-Cal que aún quedan pendientes por el atraso.

Dicho problema ha causado graves ‘dolores de cabeza’ a los californianos de bajos recursos que han estado esperando los cuidados médicos ahora disponibles a través de la Ley del Cuidado de Salud.

“El Departamento de Servicios de Salud (DHCS) está trabajando intensamente y dedicando recursos adicionales para mejorar el tiempo de respuesta para verificar y resolver los problemas que están deteniendo el proceso de inscripción”, dijo Anthony Cava, portavoz de DHCS.

Las disculpas de los oficiales del estado significan poco para los proveedores de salud que aseguran que la población más pobre de California está retrasando cuidados médicos importantes.

“Hay gente que se está enfermando, porque no puede ver a un especialista”, afirmó Jim Mangia, Presidente y Director de Operaciones de St. John’s Well Child and Family Centers en el sur de Los Ángeles. “El estado dice que es (un problema del) condado y el condado dice que es del estado, y los pacientes están atrapados en medio de eso”.

En California hay más de ocho millones de personas inscritas en Medi-Cal, el programa que brinda cuidados médicos a los californianos de bajos ingresos.

El problema es que más de 800 mil residentes de California que solicitaron cobertura de Medi-Cal a través de la Ley del Cuidado de Salud siguen esperando que aprueben sus solicitudes a causa de fallas técnicas para confirmar si califican para el programa.

“Esto ha estado ocurriendo desde hace seis meses”, reiteró Mangia. “Es una vergüenza que no se ha arreglado. Hay pacientes con problemas del corazón, de hipertensión y de diabetes. No podemos referirlos a especialistas como cardiólogos y dermatólogos. No pueden tener acceso a radiografías, (servicios) de diagnostico o resonancias magnéticas”.

A los proveedores de salud les preocupa que algunos californianos de bajos recursos dejen de buscar servicios médicos por temor a pagar gastos hospitalarios que no están cubiertos por el programa Medi-Cal.

“Hay maneras de trabajar alrededor del sistema si la gente tiene necesidades médicas inmediatas,” señaló Elizabeth Landsberg del Western Center of Law & Poverty en Sacramento. “Deben llamar al condado y decir ‘tengo una necesidad de salud inmediata’. El condado puede ingresarlos a Medi-Cal, dependiendo si son ciudadanos o residentes. Si no lo son, pueden obtener servicios de emergencia”.