¡Invictus!

@echeverriacri

La primera fase del Mundial Brasil 2014 fue de película para Costa Rica.

De ser el comodín del grupo pasó a ser el líder invicto de una llave que incluía a tres campeones del mundo.

Inglaterra fue su última víctima, ya que sin vencerlo, ya lo había sentenciado una jornada antes.

El 0-0 ante Inglaterra solamente le sirvió para colgarse una medalla más.

Le dieron el último adiós a Steven Gerrard, eterno capitán de una selección inglesa, que si bien se adjudica la invención del fútbol, sus nuevas generaciones padecen de Alzheimer deportivo.

Es el mejor Mundial para Costa Rica en su historia. Los ticos nunca han renunciado a su esencia futbolera. En Copas del Mundo siempre han jugado de igual a igual con los grandes. Solamente que cuando decidían descararse terminaban goleados.

Hoy, Jorge Luis Pinto, les ha mostrado que en el fútbol el saber atacar es un arte y el saber defenderse un oficio.

Es decir, los ticos le mostraron a Uruguay lo que es tener garra, a los italianos lo que es una “catenaccio light” y a los ingleses que no hay que inventar el fútbol para saber jugarlo.

Ya Morgan Freeman protagonizó la película Invictus, en la que relataba como la selección de rugby de Sudáfrica consiguió unir a una nación post-apartheid. Hoy, la selección de Pinto , la llamada, Suiza de Centroamérica, se ha detenido para que el todo mundo gire a su alrededor