Duarte Soccer League y sus 34 años de historia

Nick López ofrece grandes beneficios a jugadores afiliados

Es imposible enumerar la cantidad de jugadores que han pasado por la Duarte Soccer League, que preside Don Nick López, desde su fundación en 1980, lo que sí se puede asegurar es que a través de los años la institución ha crecido con el claro objetivo de brindar a la comunidad latina la oportunidad para prosperar y ofrecer mejores oportunidades a sus jugadores.

La Liga ha tenido la oportunidad de enviar a algunos de sus integrantes a equipos de gran nivel dentro de la MLS, así como al futbol internacional.

“He tenido personas que han jugado en el Galaxy, se han ido a probar al América de México, unos niños fueron a probarse a Holanda y eso es lo que me da la satisfacción”, resumió López, cuya meta es seguir trabajando para que a corto plazo puedan destacar jugadores que logren ser profesionales.

Duarte Soccer League reúne un total de 50 equipos en tres diferentes divisiones, que disputan durante el año dos competencias, el Torneo de Liga y el Torneo de Copa, la institución reparte un premio de dos mil dólares al campeón de cada categoría y mil 500 al subcampeón, lo que ha permitido mantener un excelente nivel de competencia.

Duarte Soccer League ha querido hacer la diferencia entre la mayoría de ligas del Sur de California y exige a sus jugadores asegurarse, para cubrir cualquier accidente o lesión que pueda surgir en durante los partidos.

“Nosotros compramos un seguro médico que les cubre 10 mil dólares a cada jugador, que va incluido en los 35 dólares que cobramos por la inscripción, pero para nosotros es muy importante que lo tengan, es una norma del equipo, el que no está asegurado, no juega”, comentó.

El objetivo de otorgar a sus 1500 jugadores un seguro, es simplemente para dar a ellos mismos la seguridad de entregarse en el campo, pues está consciente que muchos tienen familias que sostener.

A sus 66 años de edad, Nick López ha disfrutado del futbol como pocos. Se enamoro de la profesión cuando era centro delantero en equipos amateur de su natal Autlán, Jalisco, donde pudo comprender la entrega que este deporte requería.

Décadas más tarde y ya instalado en el Sur de California se integró al Colegio de Árbitros de Los Ángeles, donde una vez volvió a enamorarse del balompié como réferi. Ahora, tras 30 años al frente de la Liga de Duarte ha logrado enfocarse en su rol como directivo donde ha logrado canalizar todo su amor por el futbol para motivar, organizar y ayudar a la comunidad futbolera, que como él viven para patear la pelota.

“Esas tres cosas han sido un complemento para mí lo mejor del futbol son las satisfacciones que deja, a mí me llena ver muchachos ya grandes que se formaron con nosotros siendo gente de bien, eso es lo mejor del futbol, que aleja a los muchachos de las cosas malas y también que une a las personas sin importar de dónde vengan o cómo sean”.

López, aún ejerce sus tres profesiones, juega en campeonatos cortos, alguna veces entra al campo para hacerse cargo del silbato y sobre todo se preocupa por que la Liga Duarte marche a la perfección

http://www.laopinion.com