5 lugares donde no está la felicidad

Todas queremos ser felices, sí, pero pocas sabemos dónde buscar la felicidad ni qué significa.
5 lugares donde no está la felicidad
Ser tú misma es parte del camino de la felicidad.
Foto: Shutterstock

Parece que todas lo sabemos: la felicidad no se compra en una tienda, no viene envuelta para regalo ni en un haz de luz. Sin embargo, la buscamos como desesperadas, como quien busca el cofre de un tesoro que podrá guardar bajo llave para no perderlo. No-o.

El principal problema de la búsqueda de la felicidad es que casi siempre la buscamos en lugares o personas equivocados, cuando está (o debería estar) dentro de nosotras mismas.

Estas son 5 situaciones donde seguro alguna vez has buscado la felicidad y… stop, girl, deja de buscar ahí:

  • 1. En un auto, una mansión o la ropa caríiiiisima. Ningún bien material te dará felicidad constante ni tranquilidad. Al contrario: si encima te endeudas por ello te traerá más bien insomnio y preocupaciones. Puede que estrenar ese vestido de diseñador o subirte a ese súper auto que huele a nuevo te dé algunas horas de felicidad, pero cuando te quites la ropa o te bajes del auto, el vacío seguirá en tu corazón.
  • 2. En la infelicidad de los demás. En claro español esto se llama envidia, y es una de las emociones más terribles que podemos experimentar. Desear que otra persona sea infeliz, que fracase, que la atropelle un auto o la muerda un perro y, peor aún, pensar que eso nos hará felices, es una forma autocorrosiva de entender la frustración. No importa lo que haya pasado entre ustedes: que otra persona sea desgraciada no te hará feliz sino mezquina.
  • 3. En el sexo. El sexo es maravilloso, ofrece muchos beneficios comprobadísimos, pero cuando se hace porque sí, para sumar un récord más al ego o para pretender que eres más o mejor, se convierte en un grillete que te impide ver en los demás, algo más que sus genitales.
  • 4. En las expectativas de los demás. Cumplir con lo que los demás creen que eres es un camino directo a la infelicidad. Nadie puede ser lo que alguien más quiere que sea. Tú sólo puedes ser tú misma, con errores y aciertos, por eso eres humana. Y quien te acepta así te ama de verdad.
  • 5. En las drogas. El relieve momentáneo que ofrecen las sustancias equivale a un roller coaster en el que subes al cielo con mucha rapidez… y bajas al infierno igual de rápido. No por nada los adictos sufren tremendas depresiones con desenlaces fatales. Al principio la idea puede ser muy atractiva; después será muy difícil encontrar salida.

La felicidad es un camino con altibajos. El chiste es contar con la tranquilidad, la entereza y los recursos para enfrentarlos. Es aprender de todo (¡todo!) lo que te pasa y encontrar el gozo en ello. Para mí, sinónimo de felicidad es fortaleza interior. ¿Para ti qué es?