Almuerzos a la basura

Muchos niños no comen los alimentos que se sirven en parques y escuelas
Almuerzos a la basura
Todos los días una hielera portátil se convierte en el lugar donde los niños colocan la comida que no quieren de los almuerzos escolares que se proveen en el verano.
Foto: La Opinión - Yurina Melara

De lunes a viernes, Lizbeth Morales lleva a sus cuatro hijos de entre 11 a 16 años a almorzar al Parque Obregón en el Este de Los Ángeles.

La mayoría de días, sus hijos se comen todo y hasta buscan entre la comida que otros menores han dejado en la hielera portátil disponible para este tipo de intercambio. Pero a veces son ellos quienes dejan alguna comida en la hielera.

“No me gusta la pizza helada. A veces dan pizza de la que uno mismo tiene que preparar, pero ¡helada! A mí no me gusta eso”, dijo Bryan Morales, de 16 años de edad, quien con frecuencia revisa en la hielera por cualquier otro alimento que otros niños hayan dejado.

Sus hermanos Jazmín, de 14 años, Kevin, de 12, e Iván, de 11, concuerdan con Bryan en que hay días en que la comida no es buena y es cuando hay más desperdicio.

“Yo les digo a ellos que si no les gusta el lunch que se acuerden de ponerlo en la hielera, así no tiran la comida”, dio Lizbeth.

La madre está generalmente desempleada durante los veranos, ya que trabaja con el programa Head Start, y asegura que el programa de almuerzos gratuitos le ayuda mucho financieramente.

“El cheque de desempleo no alcanza para mucho y con cuatro hijos que alimentar, el almuerzo que les dan gratis en el parque me ayuda muchísimo a ahorrar dinero”, dijo.

Andre Herndon, portavoz del Departamento de Parques y Recreación del condado de Los Ángeles dijo que en los últimos años la participación se ha mantenido estable y que en promedio sirven entre 2,500 a 3,000 almuerzos diariamente en 48 parques.

“Algunos almuerzos son más populares que otros”, reconoció Herndon. Entre los más populares están las cajas con comida de la marca Lunchables”.

Erica Rascón, quien es una de las personas que sirve la comida en el parque Obregón, dijo que días en que hay sándwiches de pavo o de mantequilla de maní, es cuando los niños agarran con más ganas el almuerzo. Pero cuando hay ensaladas u otros platillos con muchos vegetales, los menores dejan la comida en la hielera.

Diariamente en el Parque Obregón se sirven entre 50 a 55 almuerzos.

Macedonio Rodríguez, quien ha trabajado en este parque por 20 años, recuerda que los almuerzos gratuitos eran más populares y que desde que iniciaron con la campaña de la comida saludable, él ha visto disminuir la participación.

“Hace muchos años, unos 120 niños almorzaban en el parque. Ahora, vea, el promedio es menos de la mitad. Este día, por ejemplo, solo se sirvieron 43 almuerzos”, dijo Rodríguez.

Otra madre de familia, Carolina Quezada, dijo que ella siempre lleva a su niña de 5 años para intentar que coma los vegetales y la fruta fresca que con frecuencia incluye el almuerzo, pero que no logra que su hija se lo coma.

“Muchas veces ni siquiera quiere abrir el empaque de la comida, y ¿yo que puedo hacer? Es difícil que los niños aprendan a comer diferentes vegetales”, dijo Quezada.

El programa de comida gratuita en los parques y escuelas está disponible hasta el 8 de agosto. Para encontrar el lugar más cercano llame al (818) 546-2383 o al (310) 965-8630.