Exigen despido de agente de CHP que golpeó a afroamericana

Este agente fue grabado dándole puñetazos en la cabeza a una mujer en la autopista 10, en el Sur de California

Un conductor grabó el incidente ocurrido a un lado de la autopista 10.
Un conductor grabó el incidente ocurrido a un lado de la autopista 10.
Foto: Capturada de YouTube

WASHINGTON, D.C.— La legisladora demócrata de California, Maxine Waters, califica la golpiza que recibió una mujer afroamericana en una autopista angelina como un “ataque brutal” y exige el despido del agente implicado en el caso.

La oficina de Waters dijo a La Opinión que la congresista está profundamente molesta con el incidente, por considerar que nada justifica que el agente de la Patrulla de Carreteras de California (CHP) haya golpeado a la mujer, identificada como Marlene Pinnock.

Waters hizo un llamado para que las mujeres de la comunidad en California se organicen y exijan reformas policiales para impedir que incidentes como el de CHP no vuelvan a ocurrir.

Waters, quien aún no se ha reunido con el comisionado de la CHP, Joe Farrow, cree que la golpiza, grabada en video, es suficiente como para ordenar el despido del agente e indicó que este tipo de “brutalidad policial” ocurre con demasiada frecuencia contra afroamericanos.

“No hay cabida para la impunidad y es urgente investigarlo”, afirmo la congresista, agregando que parece que algunas jurisdicciones policiales no han aprendido nada de las repercusiones que tiene el uso excesivo de la fuerza y “tácticas brutales”.

La CHP ha dicho que la víctima caminaba en la Interestatal 10 al oeste del centro de Los Ángeles poniendo en riesgo la seguridad pública y que el policía en cuestión, aún no identificado, solo trató de restringirla.

Las imágenes del incidente del pasado 1 de julio se han regado como pólvora en las redes sociales, mientras grupos cívicos como la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) en el sur de California exigen justicia en el caso.

Farrow ha prometido completar una investigación exhaustiva del incidente en cuestión de semanas.