Bergdahl, exprisionero de guerra regresa a vida militar

Sigue a La Opinión en Facebook
Bergdahl, exprisionero de guerra regresa a vida militar
El canje generó polémica entre los legisladores estadounidenses.
Foto: EFE

Luego de terminar su terapia de recuperación tras permenecer por cinco años como prisionero de guerra de los talibanes, el sargento Bowe Bergdahl, se reintegrará al ejército esta semana, informó un portavoz del Pentágono.

Bergdahl, quien fue canjeado a finales de mayo por tres prisioneros talibanés, regresará en esta semana a la base militar de Fort Sam Houston, Texas.

“El sargento Bergdahl ha completado su fase final en el proceso de reintegración… ahora volverá a sus tareas regulares dentro del comando (del Ejército) donde podrá contribuir a nuestra misión”, indicó a Efe una portavoz del Pentágono.

El sargento fue secuestrado por los talibanés, quienes lo retuvieron aproximadamente cinco años y su liberación se logró por el canje de tres prisioneros rebeldes el pasado mes de mayo.

Tras ser tratado durante seis semanas en un hospital militar de San Antonio (Texas), pasará a trabajar en la sede del Ejército de Tierra Norte en esa misma ciudad tejana.

El militar vivirá en los barracones de la base y estará acompañado por dos soldados que le ayudarán en su proceso de readaptación.

Bergdahl, de 28 años, fue liberado a finales de mayo tras casi cinco años cautivo de los talibán en Afganistán y mantenido oculto en zonas rurales del oeste pakistaní.

El sargento, que fue ascendido desde el rango de soldado raso durante su cautiverio, fue liberado a finales de mayo a cambio de la liberación de tres líderes talibán que llevaban más de un década en la prisión de Guantánamo.

Las fuerzas armadas han abierto una investigación para determinar las circunstancias de la desaparición de Bergdahl de su base en Afganistán en 2009, debido a las sospechas de que pudo haber sido voluntaria.

No obstante, los investigadores han señalado que para determinar si el sargento desertó, como han apuntado algunos de sus compañeros en Afganistán, deben conocer con exactitud si abandonó su puesto de combate voluntariamente con la intención de no volver y escapar al enemigo.

Con información de EFE