Curvas sí, obesidad no

A todas nos gustan las curvas, pero que no se nos pase la manita.
Sigue a La Opinión en Facebook
Curvas sí, obesidad no
Las autoridades de salud consideran el problema de la obesidad como una epidemia.
Foto: Shutterstock

Sí, sí, las hispanas tenemos curvas. Sí, sí, nuestras caderas son anchas. Sí, sí, la grasa se nos suele acumular de la cintura hacia abajo, pero medir 5 pies y pesar 200 libras o más, nada tiene que ver con las curvas, bendición de nuestra genética hispana.

A menudo nos “resignamos” a que la forma de nuestro cuerpo latino tiende hacia la redondez, pero cuando la báscula indica que nuestro peso está bastante arriba y que puede afectar nuestra salud, no podemos voltear para otro lado.

Un estudio reciente de la American Heart Association señala la epidemia de obesidad que sufrimos los hispanos (hombres y mujeres) y los riesgos de salud que ello implica: diabetes, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares y muchos otros efectos nocivos, crónicos e incluso mortales.

De acuerdo con esa investigación, una de cada 10 mujeres hispanas de entre 25 y 34 años mide alrededor de 5 pies y pesa unas 240 libras. OMG! Obesidad severa, para decirlo simple.

No es ninguna sorpresa que los sujetos participantes del estudio fueran en su mayoría de raíces mexicanas (37%), cubanas (20%) y boricuas (16%): es bien sabido el nada honroso primer lugar mundial en obesidad de México, sobre todo por su vida sedentaria, su gran afición a las sodas y una alimentación alta en grasa y harinas. Lo mismo ocurre en El Caribe: ¿qué tal unos frijolitos con puerco o unos amarillos bien frititos?

Sí, sí, nuestra raza hispana es curvilínea, pero que el ADN no nos sirva de pretexto para justificar nuestros malos hábitos alimenticios y nuestra apatía para realizar el mínimo de actividad física que recomiendan los doctores: 150 minutos a la semana. Caminar media hora diaria y reducir el consumo de harinas y azúcar es un buen comienzo.

¿Te sentiste un poco culpable mientras leías? Aquí algunos datos para que te convenzas de que la obesidad no es necesariamente asunto de genética y sí puede ser un tema de vida o muerte:

  • Unos 78 millones de adultos en EEUU son obesos.
  • Unos 13 millones de niños de entre 2 (sí, ¡2!) y 19 años son obesos.
  • La obesidad está relacionada con trastornos del sueño, diabetes, enfermedades del corazón e incluso algunos tipos de cáncer.
  • En EEUU, 31% de las muertes se deben a enfermedades cardiovasculares y 23% a cáncer, padecimientos relacionados de alguna manera con la obesidad.

Fuente: AHA y OMS