Llega a Honduras primer grupo de niños deportados

El vuelo llevaba un total de 22 niños y 18 madres de familia
Llega a Honduras primer grupo de niños deportados
Este es el primer vuelo de deportaciones que los Estados Unidos llevarán a acabo.
Foto: Getty Images

ID_MIGRANTES

El primer grupo de hondureños deportados de Estados Unidos llegó este lunes a Honduras. En el grupo hay mujeres y niños de edades de 15 años a pocos meses de nacidos.

El vuelo privado, el cual aterrizó en San Pedro Sula en el aeropuerto Ramón Villaneda Morales, llevaba un total de 22 niños y 18 madres de familia que se encontraban detenidos en Artesia (Nuevo México), confirmó a La Opinión la embajada de Honduras en Washington.

La primera dama hondureña, Ana de Hernández, acudió al aeropuerto para recibirlos y entregarles alimentos, ropa y otros apoyos.

La portavoz de la embajada, Karol Escalante, señaló que el gobierno de Honduras ya ha puesto en marcha diversos programas de reinserción de los deportados, quienes al solo llegar a suelo hondureño reciben “ropa, comida, y productos de higiene personal”.

Estados Unidos decidió la deportación de niños inmigrantes centroamericanos, de los cuales se estima que 14 mil son hondureños.

El presidente estadounidense, Barack Obama, solicitó al Congreso la aprobación de 3,700 millones de dólares para vigilar la frontera con México, mejorar los albergues para inmigrantes y acelerar los trámites de deportación.

Fuentes del DHS indicaron que el vuelo de hoy es parte de una “ola inicial” de deportaciones de niños migrantes y sus familias.

LEE MÁS SOBRE LOS NIÑOS MIGRANTES


Obama recibirá a congresistas hispanos para tratar inmigración

Papa pide solidaridad con niños migrantes

Promueven ‘repatriación voluntaria’ de los niños migrantes


La Casa de Atención al Migrante Retornado en el aeropuerto Villeda Morales está a cargo de dos misioneras brasileñas, que coordinan la instalación de los deportados en carpas en el lugar.

Se trata de la primera deportación de un total de 14 mil niños y adolescentes que llegaron a Estados Unidos desde octubre anterior.

La fiscal de la Niñez, Nora Urbina, lamentó que muchos niños hondureños de cinco años de edad sean enviados solos o con “coyotes”, como se conoce a los traficantes de personas, que los abandonan en la frontera de México y Estados Unidos y cobran hasta ocho mil dólares.

Añadió que muchos de estos niños migrantes sufren violencia, violaciones o quedan atrapados por organizaciones de narcotráfico, entre otros peligros.

Con información de Notimex