¿Me veo joven?

Vestirse como adolescente puede avejentar a cualquier mujer
Sigue a La Opinión en Facebook
¿Me veo joven?
La ropa de adolescente no puede disimular los cambios que llegan con la menopausia, como los sofocos.
Foto: Shutterstock

Vivimos en una sociedad obsesionada con el aspecto físico y la juventud eterna.

Desde pequeñas, los medios nos convencen de que el camino a la felicidad está pavimentado con ropa de moda, labiales rojos y múltiples cirugías estéticas.

Cantantes, actrices y hasta presentadoras de noticias son reemplazadas ante la primera arruga, por estrellas más jóvenes, que también serán reemplazadas a su debido tiempo, o mejor dicho, a su debida edad. Curiosamente, no ocurre lo mismo con las celebridades del sexo opuesto, quienes siguen trabajando hasta bien entrados los años.

“Esa idea de que ser joven es lo único que es hermoso o atractivo simplemente no es verdad”, declaró este año Sharon Stone en entrevista con la revista Shape, al cumplir 56. “No quiero ser una belleza sin edad. Quiero ser una mujer que es lo mejor que puede ser a mi edad”, aseguró la bella protagonista de Basic Instinct.

Pero no todas las mujeres tenemos el look ni la confianza de Stone, y muchas encuentran extremadamente difícil asumir su edad.

Este es el caso de las madres que se visten como sus hijas de 15 años, o de quienes adoptan el estilo Hannah Montana a los 60.

A todas nos gusta vernos lindas, pero cuando el look soñado es 20 años inalcanzable, el esfuerzo es contraproducente y el resultado termina siendo diametralmente opuesto a la intención.

Todas las mujeres son hermosas cuando se visten de acuerdo a su tipo de cuerpo, explica Caryn Franklin, editora de moda con 33 años de experiencia.

No es necesario comenzar a vestirse de manera conservadora sólo por haber cumplido los 40, indica Franklin. Si siempre has tenido lindas piernas y quieres usar shorts, no hay razón para dejar de hacerlo, agrega.

Pero es fundamental reconocer que el cuerpo atraviesa ciertos cambios, y tenerlos en cuenta a la hora de elegir el vestuario.

Los colores también son importantes. Con los años disminuyen los pigmentos de la piel y del cabello, y conviene elegir tonos que los complementen.

No es aconsejable para las mujeres mayores de 40 años que se tiñan el cabello tanto de negro azabache como de rubio platinado, porque esos tonos contrastan demasiado con el resto de las facciones, avejentando a la persona.

¿Bikini, traje de baño entero, o bata hasta los tobillos? ¿Hasta qué edad puedo seguir usando cropped tops para presumir del anillo que me puse en el ombligo?

Todas tenemos 16 años en un rinconcito del corazón, y cuándo nos miramos al espejo, no siempre vemos a la mujer en la que nos convertimos.

Por eso compartimos una lista de consejos que te ayudarán la próxima vez que estés frente al espejo.

1. La ropa ajustada no hace desaparecer las libras que llegan con la menopausia y las golosinas, por el contrario, las acentúa. Elegir dos talles más grandes de lo necesario tampoco te hará ver más delgada. Actualiza tu clóset con prendas cómodas y que se adapten a tu cuerpo.

2. De los 70’s con amor. Seguir vistiéndote con el estilo de una década determinada revela que aun no has podido asumir el paso de los años.

Lo mismo con las prendas que todavía tienes en el clóset y te quedaban fantásticas 10 años atrás. Es hora de decirle adiós a la vieja camiseta de Guns and Roses que compraste en el concierto donde conociste a tu primer amor.

3. Reconsidera el maquillaje. Las sombras iridiscentes, el labial y el rubor oscuro acentúan las arrugas. Busca colores atenuados y evita usar demasiada base de maquillaje, ya que ésta marca las líneas de expresión de la cara.