Promueven ‘repatriación voluntaria’ de los niños migrantes

Medida permitirá que se queden en el país unicamente aquellos que 'tengan casos válidos de asilo'
Sigue a La Opinión en Facebook
Promueven ‘repatriación voluntaria’ de los niños migrantes
Henry Cuéllar (izq.), congresista demócrata, y John Cornyn, senador republicano, ambos de Texas.
Foto: http:/ / cuellar.house.gov/

ID_MIGRANTES

Washington, DC.- Los legisladores Henry Cuéllar y John Cornyn, ambos de Texas, creen que parte de la respuesta a la crisis en la frontera yace en la repatriación de los niños migrantes, por lo que promueven este lunes una medida que permitiría que se queden en EEUU solo los que puedan presentar un caso válido de asilo.

Ambos adelantaron este lunes a la prensa los principales elementos de su proyecto de ley, que lleva el nombre de “Acta Humana” y que será presentado formalmente este martes.

En un comunicado conjunto, Cuéllar, congresista demócrata del distrito 28, y Cornyn, senador republicano, afirmaron que la medida ayudará a resolver la crisis humanitaria en la frontera sur y reformar la llamada “Ley Wilberforce” de 2008, una ley que protege a víctimas de la trata de personas y a niños indocumentados que emigran solos desde Centroamérica.

LEE TAMBIÉN DE LA MISMA SERIE


Obama pide $3,700 millones para afrontar crisis de niños migrantes

Niños migrantes demandan al gobierno de Estados UnidosNiños, sin abogado y solos ante el sistema estadounidense5 desenlaces de la crisis de los niños migrantes


Para convertirse en ley, la medida tiene que ser aprobada por ambas cámaras del Congreso y ser rubricada por el Presidente, pero, desde antes de su introducción, la repatriación de los niños ha profundizado las divisiones entre demócratas y republicanos sobre cómo resolver la crisis en la frontera.

El Congreso también tiene pendiente someter a voto el paquete de 3,700 millones de dólares que solicitó la semana pasada el presidente Barack Obama para atender la crisis.


A continuación, los principales elementos del “Acta Humana”:

  • Reforma la “Ley Wilberforce” de 2008 de manera que todos los niños indocumentados, sin importar su procedencia, sean tratados “con igualdad”, y se agilice su repatriación voluntaria.
  • Mantiene en pie las protecciones para la “repatriación segura” de los niños.
  • Permite que se queden en EEUU los niños que tengan un caso válido para permanecer en el país y puedan presentarlo ante un juez de Inmigración en un plazo de 7 días después de que sean revisados por el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS).
  • Autoriza la asignación de hasta 40 nuevos jueces de Inmigración para agilizar estos casos y exige que HHS procure conseguir asistencia legal gratuita para los menores.
  • Da un plazo de 72 horas desde que el menor presenta su caso para que los jueces determinan si éste puede quedarse en EEUU.
  • Los niños que tengan un caso válido podrán permanecer con sus familiares mientras prosigue su caso. Los que no tengan un caso convincente serán regresados a sus familias en sus países de origen.
  • Exige que el HHS provea albergues para los niños que aguardan una audiencia inicial frente a un juez de Inmigración.
  • Permite a los niños que ya han recibido cita ante un tribunal de Inmigración acceso a audiencias expeditas.
  • Exige que el HHS tome las huellas digitales de las personas que tengan la custodia de los niños migrantes, y prohíbe entregar a los niños a personas condenadas por delitos sexuales y tráfico de personas.
  • Exige la elaboración de un plan y de recursos adicionales para lograr el “control operacional” de la frontera sur.