Sabella, sin nada que recriminar

Sigue a La Opinión en Facebook
Sabella, sin nada que recriminar
Alejandro Sabella (der.) trata de animar a Lionel Messi al concluir la gran Final de Brasil 2014.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO

Aunque Argentina se quedó con las manos vacías, Alejandro Sabella no tiene queja de sus dirigidos.

El seleccionador, visiblemente dolido y con la voz entrecortada, recordó que fueron de menor a mayor en el Mundial, por lo que se dijo muy orgulloso, sobre todo por la actitud en la Final ante Alemania.

“Teniendo en cuenta el rival, que jugamos un suplementario más que ellos, que tuvimos un día menos de descanso, fue nuestro mejor partido”.

“No hay nada para recriminar. A los jugadores los felicité porque uno, a pesar de los resultados, evalúa los rendimientos. Dejaron el pellejo, hasta la última gota de sudor. Fueron guerreros…”, destacó el entrenador.

El argentino lamentó la falta de puntería, pues consideró que tal situación define a un campeón en cualquier momento.

“Estos partidos son muy parejos y cuando hay ocasión de gol hay que ser eficaces. Tuvimos nuestras chances y lo vuelvo a repetir, nos faltó eficacia”, puntualizó Sabella, quien prefirió no hablar sobre su futuro en el banco albiceleste.

Al igual que el técnico de la Albiceleste, Lionel Messi tampoco pudo ocultar su tristeza y reconoció que fallaron en la definición.

“Merecimos un poco más, no tuvimos suerte. Si bien es un golpe muy duro para nosotros, nos vamos con la cabeza en alto. Sin duda es el golpe más grande de mi carrera”.

“Creo que tuvimos todo. No se nos dio, no supimos meterla”, manifestó “La Pulga”, quien espera que Sabella se quede al frente de la selección

http://www.laopinion.com