Cae la pena de muerte

Juez federal falla en contra de aplicar el castigo en el estado de California

Cae la  pena de muerte
Actualmente en California hay 736 presos en el corredor de la muerte.
Foto: La Opinión - Archivo

El sistema para la aplicación de la pena de muerte en California es anticonstitucional, determinó ayer un juez federal en el condado de Orange, una resolución judicial que ha sido considerada histórica.

El fallo del juez Cormac J. Carney se dio tras analizar la petición de Ernest Dewayne Jones, sentenciado a la pena capital desde el 7 de abril de 1995, y es la primera vez que una corte federal se pronuncia en contra de que se aplique ese castigo en el estado.

Desde hace casi dos décadas Dewayne Jones se encuentra en el corredor de la muerte de la prisión de San Quintín, tiempo que para el juez Carney es evidencia de que la administración de la pena capital en California no es funcional.

Ese sistema, estableció el juez, ha dado paso a períodos excesivos de demora sistemática que han hecho que las sentencias de ejecución se conviertan en condenas de “prisión de por vida, con la remota posibilidad de muerte”.

Para la coalición SAFE, que promovió la Proposición 34 para abolir la pena de muerte en California, este fallo judicial es histórico.

A nombre de esa coalición, Gil Garcetti, ex fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, dijo que la resolución judicial abre las puertas para terminar con ese castigo en California que, además de ser cruel e inusual, es demasiado costoso.

“El estado de California no puede estar gastando millones de dólares, es un castigo extremadamente caro, injusto y no sirve para ningún propósito legítimo”, dijo Garcetti.

La alternativa, explicó, es reemplazar la pena de muerte por la sentencia de prisión de por vida sin posibilidad de libertad condicional, como lo establecía la Proposición 34 que en noviembre de 2012 fue rechazada por los votantes, pero por muy poca diferencia.

La Oficina de la Procuradora estatal Kamala Harris, la cual podría apelar el fallo, informó que estará revisando el fallo.

En 1978, cuando los votantes aprobaron la pena de muerte en California, había 900 personas condenadas a la pena capital, de las cuales, sólo 13 han sido ejecutadas.

“Esa es la realidad de la pena de muerte en California hoy en día y del sistema que ha sido creado para aplicar sentencia al señor (Ernest Dewyne) Jones y a cientos de personas que se encuentran en el corredor de la muerte”, estableció Carney.

“Permitir que este sistema continúe amenazando al señor Jones con la ligera posibilidad de la muerte, casi una generación después de haber sido condenado por primera vez, viola la Octava Enmienda referente a la prohibición de castigos crueles e inusuales”, recalcó este juez que fue nombrado por el presidente republicano George W. Bush.

Actualmente en California hay 736 presos en el corredor de la muerte, de los cuales 229 son del condado de Los Ángeles. A decir del ex fiscal Garcetti, esos reos cuentan con celdas privadas, televisión y acceso a computadora con tres comidas al días, asistencia médica y la posibilidad de ser visitados a cualquier hora.

“Esos privilegios especiales están costando una increíble cantidad de dinero”, agregó Garcetti, “.