Los Ángeles abriría refugios

Exploran dónde acomodar a niños ante rechazo de otras ciudades
Los Ángeles abriría refugios
Janet Murguía, presidente del Consejo Nacional La Raza, durante su intervención en la conferencia anual.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Los Ángeles tendrá en semanas al menos un refugio para los niños inmigrantes centroamericanos que han huido de sus países y se encuentran retenidos en la frontera.

“Estamos viendo uno o dos lugares donde podríamos ubicar los refugios pero no sabemos si serán uno o dos, y cuándo comenzarán a funcionar porque los permisos se toman entre seis y ocho semanas”, dijo Alexia Rodríguez, vicepresidenta de los Servicios para los Jóvenes Inmigrantes de los Programas Southwest Key Inc, una organización no lucrativa que maneja los refugios para los menores detenidos al cruzar la frontera.

Ante el rechazo de algunas ciudades en California para recibir a los niños migrantes, el alcalde Eric Garcetti anunció que la ciudad está dispuesta a alojar a estos menores. Incluso dijo que están en pláticas con el Departamento Federal de Servicios Humanos y de Salud.

“Estos son niños en crisis tratando de encontrar a sus padres”, dijo el alcalde Garcetti durante su intervención en la comida de apertura de la convención anual del Consejo Nacional de La Raza.

“Tenemos que atender la crisis humanitaria de la frontera. Como alcalde de esta gran ciudad de latinos y como padre no acepto los mensajes de odio en contra de los niños”, comentó.

Y agregó que su oficina está viendo como proveer ayuda legal a los menores retenidos pero recalcó que una solución completa debe venir de Washington. “Mi mensaje para Washington, es que es tiempo de sanar, de atender a estos niños, y de una reforma migratoria ahora”.

El congresista Luis Gutié rrez dijo que el gobernador de Puerto Rico le acaba de decir que ellos están también dispuestos a recibir a los menores inmigrantes.

Los Programas Southwest Key Inc se han encargado de los niños detenidos desde hace 20 años, a quienes tienen por un promedio de tres semanas.

“Lo nuevo que hemos visto en estos niños que están llegando, es que ellos cuentan que hay un incremento de la violencia de proporciones épicas en sus países. Ellos morirían a manos de los carteles de las drogas si se quedaran allá, y aunque el viaje hasta es peligroso, lo prefieren a quedarse en sus países”, dijo Rodríguez.

Agregó que las dos principales razones por las que vienen, son para reunirse con sus padres de quienes han estado separados por años, y para trabajar.

Clarificó además que al contrario de lo que han dicho las comunidades como Escondido en California y en Tucson, Arizona que rechazaron la apertura de centros para los menores, éstos no son una carga a nivel local ya que el gobierno federal mantienen los refugios, y paga por todos sus servicios.

“Tampoco nunca han huido ni cometido un crimen en las comunidades. Vienen aquí a perseguir el sueño de estar con sus familias”, señaló.

A diferencia de otros años en que la mayoría de los menores que arriban son adolescentes hombres, hoy hay niños hasta de siete años. “Un cuarto de ellos son menores de doce años,y 20% niñas “, indicó.

Alexia Rodriguez dijo que mucha gente han preguntado cómo pueden ayudar. “La mejor forma no son donativos porque no podemos aceptarlos sino proporcionar abogados que defiendan a estos menores sin costo”. , y organizar eventos de apoyo, y contactar a funcionarios locales, electos. Nuestras voces no están siendo escuchadas sino la de los ignorantes”, expuso.