Trasladan cadáveres

Casi 200 víctimas del avión malasio están sin identificar en tren refrigerado
Trasladan cadáveres
Los equipos de rescate siguen buscando al resto de cuerpos sin vida de las 298 personas que viajaban en el Boeing-777.
Foto: EFE

Los rebeldes prorrusos cedieron ayer a las presiones internacionales y permitieron el traslado de 196 cadáveres del avión malasio siniestrado en el este de Ucrania a una estación de tren donde aguardan en vagones frigoríficos su identificación.

“Abrimos la puerta y, como es fácil de imaginar, el olor era insoportable, pero la refrigeración es un hecho. Nos informaron de que la temperatura en los vagones es de cero grados celsius, aunque podría ser incluso menos”, aseguró a la prensa el canadiense Michael Bociurkiw, miembro de la misión de la OSCE.

Mientras, los equipos de rescate siguen buscando al resto de cuerpos sin vida de las 298 personas que viajaban en el Boeing-777 que se estrelló el jueves en esta región, que desde el pasado abril es campo de batalla entre rebeldes prorrusos y fuerzas gubernamentales ucranianas.

A diferencia del sábado, apenas se veían ayer unos cuantos sacos con cadáveres mutilados y todos los cuerpos desnudos que yacieron al aire libre durante más de dos días ya habían sido recogidos.

Australia presentó al Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución para exigir que se dé acceso al área del siniestro del vuelo MH17 de Malasya Airlines y se facilite una investigación internacional.

El movimiento se produce en medio de críticas de las potencias occidentales por las trabas que, a su juicio, las milicias prorrusas y Moscú están poniendo a las pesquisas y a la hora de acceder a la zona donde se encuentran los restos del avión.

El presidente francés, François Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, exigieron además al presidente ruso, Vladimir Putin, que haya “acceso libre y total” a la zona de la catástrofe del avión de Malaysia Airlines para los investigadores internacionales.

Además el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) acusó ayer a separatistas prorrusos de la autoproclamada República de Donetsk de apoderarse de las cajas negras avión que presuntamente fue derribado por un misil.

Los resultados preliminares de las investigaciones llevadas a cabo tanto por Estados Unidos y Ucrania revelaron que el avión fue alcanzado por un misil tierra-aire, disparado desde el territorio ucraniano controlado por separatistas.

“Si Rusia no toma inmediatamente las medidas necesarias, la Unión Europea sacará las consecuencias” en la reunión de sus ministros de Exteriores del próximo martes, advirtió la presidencia francesa en un comunicado, en una alusión apenas velada a nuevas sanciones.