Sheriff reprobado por vigilancia en Metro

Empresa de transporte no supervisa millonario contrato con LASD, dice auditoría

Un estudio revela que el Departamento del Sheriff no vigila adecuadamente en el sistema Metro.
Un estudio revela que el Departamento del Sheriff no vigila adecuadamente en el sistema Metro.
Foto: La OpinióAurelia Ventura

El Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) ha fallado en su tarea de vigilancia en el sistema de transporte público Metro, sentenció una auditoría llevada a cabo por una firma privada.

El reporte también salpica a Metro al señalar que no ha hecho un buen trabajo en supervisar el desempeño del LASD, con quien tiene un contrato multimillonario.

La conclusión del informe, presentado el jueves ante el Comité de Seguridad y Operaciones de Metro, es que el LASD no está haciendo todo lo que debería para reducir la delincuencia en el sistema de transporte.

Además, tampoco ha cumplido con mantener su personal, responder a las quejas, hacer cumplir el pago de pasaje o llevar un registro de facturación adecuado.

La Junta Directiva de Metro contrató a las empresas privadas Bazilio Cobb Associates y Bratton Group LLC para llevar a cabo la auditoría que cubrió cinco años a partir de julio de 2009.

“Hemos encontrado que Metro tiene que reforzar y mejorar considerablemente la supervisión para garantizar que el LASD cumpla con su contrato”, recalca el reporte.

Art Leahy, director ejecutivo de Metro, declaró que la nueva administración del LASD está más enfocada en cumplir con las tareas de seguridad en el transporte mientras que ha ordenado un minuciosa revisión de los servicios de vigilancia por parte de la American Public Transportation Association y determinar de qué manera se puede mejorar.

Por su parte, el comandante Michael Claus, encargado del LASD para la seguridad de Metro, no estuvo de acuerdo con algunas de las críticas del reporte, pero aseguró que la mayoría de los 50 puntos que fueron auditados ya han sido tomados en cuenta.

“No hicimos lo que debimos haber hecho”, reconoció Claus. “A nadie le gusta que le digan que no están haciendo un buen trabajo, pero tenían razón en muchas áreas”.

El contrato del Sheriff con el sistema de transporte público expira el 31 de diciembre y su renovación representaría que Metro tendrá que desembolsar $400 millones de dólares para los próximos cinco años.