Artista latina domina el arte de embellecer la ciudad

La artista latina Kristy Sandoval habla de la tradición muralista del Sur de California

Artista latina domina el arte de embellecer la ciudad
Sandoval es parte de la nueva generación de muralistas latinos, que combinan arte, activismo y orgullo por su comunidad.
Foto: Sotolense

Kristy Sandoval es una joven latina que le pone color a las calles de su comunidad.

Sus murales embellecen Pacoima, la ciudad del valle de San Fernando que la vio nacer y a la cual regresó después de graduarse de la Academia de Arte de la Universidad de San Francisco y vivir por un tiempo en New York.

Al regresar a Pacoima, Sandoval conoció al muralista Manny Velázquez, y desarrolló su pasión por los murales. Velázquez es un artista pionero de la zona, autor de numerosos murales, entre los cuales se destaca el creado en honor a Ritchie Valens, autor de La Bamba y célebre residente de Pacoima.

El sur de California tiene una tradición de murales que cuentan su historia e ilustran las luchas por los derechos civiles, políticos y laborales de los años 60.

La tradición muralista ha sido una herramienta de expresión social y política para los inmigrantes, chicanos y latinos de Los Ángeles.

Influenciada por los tres grandes artistas mexicanos, Diego Rivera, David Alfaro Siquieros y José Clemente Orozco, la tradición muralista del sur de California tuvo un renacimiento en los años 60, de la mano del movimiento chicano.

Los jóvenes artistas y activistas ilustraban su ideología, identidad y dificultades, combinadas con símbolos de la cultura indígena, de la religión, como la Virgen de Guadalupe, y alusiones a líderes políticos como César Chávez, entre otros.

“Los murales son sólo el comienzo. Me interesa poder ir más allá”, explica Sandoval, quien ofrece clases y talleres en centros comunitarios, e involucra en sus creaciones a estudiantes de escuelas de la zona.

Sandoval es parte de un grupo de artistas que buscan no solo embellecer a la comunidad, sino instaurar un sentido de orgullo entre sus residentes.

“Pacoima es una comunidad positiva, pero muchas veces la gente sólo se entera de las malas noticias”, indica Sandoval refiriéndose a la ciudad rodeada de autopistas y fábricas, que años atrás no contaba con la cantidad de murales de su vecina Los Ángeles.

En los últimos años, artistas como Sandoval, Velazquez y Levi Ponce, y organizaciones comunitarias como Pacoima hermosa (Pacoima Beautiful) han contribuido con el embellecimiento de la ciudad e involucrado a sus residentes en el proceso.

Sus esfuerzos pueden apreciarse a lo largo de una milla y media del bulevar Van Nuys, también conocida como The Mural Mile.

Sandoval cuenta que si bien siempre le gustó pintar, nunca planeó ser una muralista.

“La influencia de gente creativa y las experiencias vividas me fueron llevando en cierta dirección”, explica la artista.

Sandoval señala que entre los muralistas aún no se ven muchas artistas mujeres. La artista ha tenido que enfrentarse a la mentalidad machista de la cultura latina, en más de una ocasión.

“Pero eso nunca me ha detenido. La necesidad y el deseo de crear es una fuerza interna muy poderosa, un ‘itch’ (picazón) difícil de ignorar. Una tiene que seguir haciendo lo que le dictan los sueños y nunca darse por vencida”, agrega.

A lo largo de la avenida Van Nuys, en Pacoima, se pueden apreciar las obras de muralistas como Kristy Sandoval, Hector y Levi Ponce y Ramiro “Rah” Hernández, entre otros.

Para ver el mapa, la descripción de las obras y los horarios de visitas guiadas puedes visitar el sitio Museos de San Fernando.