7 cosas que no imaginabas que debes empacar al viajar

Quizá ni imaginas cómo, pero esta lista puede ahorrarte tiempo y experiencias amargas.
7 cosas que no imaginabas que debes empacar al viajar
Asegúrate de llevar estos artículos en tu maleta la próxima vez que viajes.
Foto: Shutterstock

La última vez que viajé casi perdí el vuelo a causa de una bolsa resellable”, me cuenta Miriam. Sin previo aviso, sin anuncio en su web, sin decir ni “agua va” la aerolínea en la que viajaba decidió que todos los líquidos del equipaje de mano debían guardarse en una bolsa resellable, de esas ziploc, aunque fueran de menos de 3 onzas. Hasta hace poco, esa medida se aplicaba para algunos vuelos a Europa, y Miriam no iba tan lejos.

Luego de frustrarse, hacer pataletas y hablar con un par de oficiales, al final se deshizo de un perfume y un par de cremas, para después correr hasta la sala de espera donde el vuelo estaba a punto de cerrar.

Para que no te pase lo que a mi querida amiga, empaca estas pequeñas cosas que pueden ahorrarte un mal rato al viajar:

1. Una cartera o un bolsito para monedas adicional: para separar la moneda local de la moneda del país al que viajas. No perderás tiempo separando las monedas ni te confundirás al pagar.

2. Unos pañuelos desechables: tenlos en tu equipaje de mano. No sabes cuándo los vas a necesitar y pueden salvarte de un apuro.

3. Un portapasaporte para colgar al cuello: perder el pasaporte es quizá lo peor que puede pasarle a un viajero. Por lo que más quieras, no lo lleves en la mano porque las posibilidades de perderlo aumentan.

4. La dirección completa y el teléfono del hotel o lugar al que llegarás: suena muy lógico, pero es más útil si también investigas la estación del tren o subterráneo más cercana, o alguna alternativa para llegar que no sea un auto.

5. Monedas del lugar al que vas: no confíes todo a las tarjetas de crédito. Carga change por si necesitas hablar por teléfono en el aeropuerto o si necesitas comunicarte con la persona que quedó de recogerte y no ha llegado.

6. Los teléfonos del consulado de tu país en el lugar a donde vas: nunca están de más por si tienes alguna emergencia. También carga los números internacionales que ofrecen tus tarjetas de crédito.

7. Adivinaste: una bolsa resellable. No sólo como un consejo de Miriam, sino para que rápidamente puedas guardar cosas pequeñas como joyería o monedas, y no las pierdas.