Amy Winehouse sigue ‘en contacto’ con su padre tras su muerte

A tres años de su deceso, la cantante sigue siendo una celebridad y muchos la incluyen entre las estrellas que murieron a los 27 años, el “Club de los 27”
Amy Winehouse sigue ‘en contacto’ con su padre tras su muerte
Foto: Showbiz

Pese a su trágico fallecimiento en el 23 de julio de 2011, la malograda Amy Winehouse no se habría alejado demasiado en estos años de su entorno familiar y, de forma más concreta, de su padre Mitch, ya que el que fuera su agente y portavoz asegura que “siente” a la artista muy cerca de él y que en ocasiones no duda en hablar directamente con ella sobre las vicisitudes de la vida cotidiana.

“Siento que Amy está a mi lado las 24 horas del día, ofreciéndome palabras de ánimo y aliento para seguir adelante en esta vida, a pesar del dolor que me produce su ausencia física. Sé que está ahí y que jamás nos abandonará por completo, así que me gusta hablar con ella constantemente y contarle todo lo que nos acontece desde que se marchó a otro plano de la existencia”, se sinceró Mitch en conversación con el diario The Sun.

Además de contar con el respaldo de su famosa hija a la hora de llevar a cabo sus obligaciones cotidianas, Mitch Winehouse está seguro de que la presencia diaria de la artista inglesa le ofrece una idea clara de los sentimientos que la invaden en estos momentos, hasta el punto de que no tiene reparo en afirmar que, tras un período de frustración y decepción ante la muerte accidental que sufrió -Amy Winehouse falleció por la ingesta masiva de alcohol-, ahora se encuentra en paz consigo misma y mucho más centrada que durante su azarosa vida.

“Estoy orgulloso de poder decir que estamos en contacto a todas horas. A veces se limita a decirme que tengo que ser fuerte para afrontar todo lo que tengo por delante y en otras ocasiones me deja entrar unos minutos en su corazón para ver cómo está. Al principio estaba furiosa y dolida por la forma tan estúpida con la que se fue de este mundo, por culpa de un accidente que se podría haber evitado. Pero el paso de los años le ha ayudado a madurar, a relajarse y a aceptar la situación tal y como se le ha presentado”, aseveró en la misma conversación.