Jorge Ramos: ¿qué haces ‘mojado’ en el Río Grande?

¿Útil reporteo o el uso de un tema delicado para generar ratings? Hay opiniones de todo tipo
Jorge Ramos: ¿qué haces ‘mojado’ en el Río Grande?
Algunos creen que el reportaje de Ramos aprovechó una crisis humanitaria por ratings.
Foto: Captura de Fusion

ID_MIGRANTES

Desde hace algunos días, usuarios en redes sociales y algunos periodistas han estado discutiendo el componente más importante del último reportaje de Jorge Ramos, el conocido presentador de noticias de la cadena Univision, sobre el viaje que hacen inmigrantes indocumentados para llegar a Estados Unidos.

El chapoteo de Ramos en el Río Grande ha dejado a algunos enojados, a otros llenos de admiración y otros simplemente estupefactos. Mientras que hay quienes aplauden la decisión del periodista mexicano de nadar en la frontera de Nuevo Laredo, México y Laredo, Texas ―creando conciencia sobre el tema migratorio y resaltando los peligros de cruzar el desierto y el rio― otras personas han manifestado su rechazo.

Por un lado están quienes desaprueban el reportaje de Ramos porque consideran que reduce la importancia de las desgarradoras experiencias de inmigrantes indocumentados. Aún peor, creen que la motivación principal fue generar rátings y tráfico en Internet para Fusion, y no llamar la atención sobre un tema que ha acabado con incontables vidas y destruido tantas familias.

El portal LatinoRebels escribió:

¿Lo hubiera hecho Walter Cronkite? ¿Dan Rather? ¿Tom Brokaw? Quizas ese es el problema: en el mundo competitivo de los medios de comunicación donde todo se trata de obtener televidentes y clicks, tienes que hacer cosas que no se sienten bien periodísticamente —al menos para aquellos que piensan que el periodismo es acerca de contar historias reales y no manufacturadas. Quizás Ramos tiene que jugar en ese nuevo mundo. Entendemos eso, aún cuando no queremos entenderlo. Sin embargo, sabemos que Ramos puede hacer mejores cosas y, de hecho, lo hace”.

Otros, como la periodista Eileen Truax, criticaron a Ramos por reportar cosas que ya todo mundo conoce y también por convertirse en el centro de la historia, algo que “demerita la información”. Para Truax, el periodista nunca debe convertirse en protagonista de la nota, no porque ser “estrellita” sea un problema, sino porque hace del periodismo una campaña de mercadeo:

Con la tentación de formar parte del “star system”, especialmente ante las facilidades que otorgan las plataformas digitales, el reto es preservar la distancia entre el ejercicio honesto del oficio y esa mercadotecnia que convierte las tragedias, las historias y a los humanos en accesorios del producto a vender: el valiente periodista. El que quiera que el mundo se entere de cuán arrojado es, cuántos sacrificios hace, cuántos riesgos corre y cuánto ama la profesión, que contrate un relacionista público. El que quiera ser periodista, que cuente las historias que realmente importan y que honre con humildad el privilegio de serlo”.

Vea a continuación el reportaje de Ramos: