‘La Bestia’ gana velocidad

Buscan contener uso del tren por parte de migrantes con modificaciones
‘La Bestia’ gana velocidad
Prevén disminuir los comunes descarrilamentos con cambios en las vías mismas, entre otros.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO, D. F. — Ferrocarriles Chiapas-Mayab (FCCM) quiere cambiarle el rostro a uno de los tramos más peligrosos de “La Bestia” haciéndolo más rápido.

La empresa, que se prevé asuma en breve la operación de la red ferroviaria que sirve al sureste, planea invertir dos mil millones de pesos (unos 154 millones de dólares) en los próximos cinco años para el mejoramiento integral de este tren que cruza por Chiapas y otros estados.

María Isabel Pons, directora general adjunta de FCCM, explicó que la inversión servirá, por ejemplo, para incrementar la velocidad de trayecto de 10 a 30 kilómetros por hora para hacer más eficiente la transportación de materias primas y productos, e inhibir el uso irregular del tren por parte de migrantes indocumentados.

“En el momento que tu subes la velocidad, que haces vías más seguras, pues no van a tener la oportunidad estas personas de subir. La gente se sube porque la calidad del ferrocarril ha bajado, la calidad de la operación ha bajado, entonces ha bajado la velocidad”, explicó.

En entrevista telefónica, Pons indicó que esto será posible, entre otras cosas, gracias al mejoramiento de la vía a través de la sustitución de la planchuela del ferrocarril (placas metálicas que unen los dos rieles), por soldadura “luminotecnias.”

“Con esto se evitarán los robos de piezas y de partes de la vía, que son los que provocan los descarrilamientos. Ahora quitan los tornillos, quitan las planchuelas para que se pare el tren y se suba la gente. Con esta soldadura ya no hay qué se roben”, precisó.

Otra medida de seguridad será la instalación un Centro de Control-Tráfico, que es un sistema —actualmente inexistente— que permitirá monitorear vía satélite tanto el trayecto del ferrocarril como la carga, por medio de videocámaras.

“Es una manera de cuidar la carga, pero también de saber en qué momento y donde se están subiendo (los migrantes); inmediatamente hay un aviso e inmediatamente se podría notificar a la autoridad, porque nuestra función no es bajarlos”, agregó.

FCCM, que forma parte de Viabilis Holdings, compañía dedicada a la construcción, operación y mantenimiento de infraestructura, tiene desde 2013 la concesión de mil 600 kilómetros de vías en el sur-sureste, aunque su operador actual es Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) que renunció a la concesión en 2007 argumentando pérdidas.

“Estamos esperando a que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) nos entregue la operación del ferrocarril; hemos venido trabajando para alinearlos a sus requerimientos. Ya tenemos todo absolutamente cubierto”, añadió Pons.