Remueven con éxito al Costa Concordia, emprende su último viaje

A 900 días de su naufragio, el crucero es llevado al puerto de Génova donde será desmantelado
Remueven con éxito al Costa Concordia, emprende su último viaje
La embarcación es remolcada.
Foto: EFE

A dos años y medio del accidente del crucero Costa Concordia, que dejó 32 muertos, las autoridades italianas lo removieron con éxito y emprendió un lento viaje hacia el puerto de Génova donde será desmantelado.

Ante un gran numero de turistas y curiosos que se dieron cita para ser testigos de un hecho histórico, las autoridades navieras comenzaron con el operativo de remoción a las 6:00 horas locales.

A las 08:30 horas locales llegó a la isla el último ferry antes del inicio de las maniobras de rotación del crucero. Luego se cerró la zona a la navegación.

Se mueve, se mueve”, gritaban los curiosos cuando el barco inició su rotación, maniobra que desató aplausos y gritos, el sonido de las sirenas de las embarcaciones y las lágrimas del alcalde del Giglio, Sergio Ortelli.

Tras dos horas del inicio de las operaciones, el Costa Concordia rotó unos 90 grados y la proa se dirigió hacia el Argentario, puerto de la Toscana.

Uno de los remolcadores saludó la partida de la nave con chorros de agua. La navegación hacia Génova se realiza a una velocidad de 1.9 nudos.

“Hoy ponemos un punto, pero la meta la veremos sólo en Génova. Ahora estamos ante el cartel de ‘ultimo kilómetro’ pero ahora debemos recorrerlo. Sólo cuando estaremos en el destino cantaremos victoria”, indicó el jefe de la Protección Civil, Franco Gabrielli.

“Y después, no se tienen que apagar los reflectores. Esto es un pedazo de Italia, un pedazo de mundo. Creo también que esta operación sea una publicidad para el país”, añadió.

Gabrielli recordó a Russel Rebello, el joven indio cuyos restos no fueron todavía localizados y destacó el trabajo de los buzos que intentaron, a menudo más allá de los límites de seguridad, de encontrar ese cuerpo para darle digna sepultura.

El cuerpo del camarero es el único que todavía permanece desaparecido de los 32 muertos que dejó el naufragio del Costa Concordia, que tuvo lugar la noche del 13 de enero de 2012.

“Estoy bien, el tiempo es bueno y las previsiones son positivas. Pero sólo una vez que estemos en Génova podremos relajarnos”, sostuvo por su parte Nick Sloane, director de las operaciones de reflotación del barco.

Un marinero solitario, a bordo de una pequeña barca a vela, salió del puerto de la isla y se dirigió hacia el crucero. Sobre el velero un pedazo de tela roja tenía la inscripción: “¡Gracias de corazón a todas las empresas!”.

Se trata de Argentino Pini, velista histórico del Giglio, que fue interceptado por la Guardia Costera. “Fue mi modo de agradecer a todos y me vino así, fue una maniobra improvisada”.

“Es un día de gran emoción”, refirió María Sargentini, directora del Observatorio Ambiental para el monitoreo del Costa Concordia. Ella fue la responsable de sonar las campanas de la Iglesia de San Mamiliano para saludar los primeros movimientos del barco.

Según lo previsto, el Costa Concordia debería estar llegando a Génova el próximo sábado y el ingreso al puerto está programado para el domingo.

Con información de Notimex