Rosie Rivera usa su fama para ayudar a víctimas de abusos

La hermana de Jenni Rivera además habló de lo difícil que le ha resultado lidiar con el hecho de ser popular, el acoso y las críticas
Rosie Rivera usa su fama para ayudar a víctimas de abusos
Rosie Rivera confiesa que nunca buscó la fama, y que le vino de repente tras la muerte de Jenni.
Foto: Archivo

Rosie Rivera asegura que nunca buscó la fama. Ni ser una celebridad y mucho menos dar entrevistas frente a una cámara de televisión.

Para eso estaba su hermana, Jenni Rivera. Ella era la artista.

Pero la vida le cambió aquel 9 de diciembre de 2012, cuando su hermana perdió la vida.

Rosie renunció a sus planes personales y se convirtió no sólo en la albacea de los bienes de su famosa hermana, sino en la vocera de la avalancha de situaciones complicadas en los que ha estado envuelta la familia Rivera y los cuatro hijos de Jenni.

En esta entrevista con La Opinión, intenté hablar con Rosie de ella, de su participación en la conferencia motivacional “Transforma tu historia”, que ofrecerá el 9 de agosto en North Hollywood, sin tener que incluir a Jenni, pero fue imposible.

La cita fue en un hotel en la ciudad de Commerce. La tuve que esperar poco más de una hora. Rosie estaba en una habitación, donde la maquillaban y peinaban para esta y otras entrevistas. Llegó radiante. Como toda una celebridad.

¿Ahora te lleva más tiempo en arreglarte?

Sí y ya me gustó, porque una se siente bonita. Pero se me ha hecho difícil acostumbrarme a esta nueva vida. De la noche a la mañana todo me cambió… es todo lo opuesto a lo que yo quería.

¿Cuáles eran tus planes?

No era ser famosa. Nunca lo había sido. Yo tengo mi propia historia y he vivido de todo: de derrota, victoria, dolor, sanidad y quiero compartir todo eso. Si yo pude superarlo, otros más podrán hacerlo. Sé que no soy la única que ha sufrido abuso sexual y doméstico. Y con una persona que logre ayudar, sentiré que he logrado mucho en mi vida.

¿Ese es tu proyecto?

No tengo planes fijos para mi vida. Ya escribí un libro —que tampoco había planeado—, pero ahora quiero utilizar todo en mi vida para encontrar a personas que pudiera ayudar o inspirar y a través de un libro o con un canto decirles que hay fe y esperanza. No he cantado sola [música cristiana] desde el 9 de diciembre [de 2012], pero ahora quiero hacerlo otra vez, no importa si chillo. Esto de ser albacea de Jenni Rivera me ayuda para alcanzar a más personas.

¿Has aceptado el cambio?

Uno aprende a aceptar la vida, a aceptar las cosas que quiere Dios. Sigo luchando. Al principio no quería, renegaba. Quería trabajar para mi hermana, pero no quería ser yo la que hiciera todo esto. Ahora lo hago un poco a mi manera y creo que voy mejor este año.

Ahora estas menos a la defensiva.

Sí, ahora estoy más tranquila. Pero ha sido muy difícil, la gente no puede imaginar cuánto…, sé que he cometido muchos errores, he pasado tantas cosas con la familia, pero Dios me ha dado fuerza, sobre todo en esos momentos difícil que todavía llegan.

Llevas una vida muy ocupada, te has convertido en una celebridad, ¿has pensado en ello?

Ahora comprendo más a mi hermana. Ella tampoco había planeado todo esto. Creo que ha sido el plan de Dios. Mi hermana se fue al cielo en un accidente, pero no accidentalmente. Todo ha sido un plan misterioso de Dios. Por un año alegué con Dios, yo no quería salir en la tele, no quería dar entrevistas, no quiero tener fanáticas, porque sé que les voy a fallar, es mucha responsabilidad.

Ahora yo soy la que tiene una agenda apretada, no veo mucho a mis hijas, aunque cuando se puede, me siguen por donde quiera, pero también les estoy enseñado los fundamentos que me enseñó mi hermana de trabajar y ayudar al prójimo.

Ahora comprendo que todo sirve para una plataforma. La gente puede creer que uno lo hace por dinero, lo escucho todos los días, pero mi plan es ganármelos para Dios.

¿Cómo tomas ahora las constantes críticas y acusaciones?

Mi hermana me enseñó a enfrentar las cosas y aceptarlas como vienen. Ahora escojo mis batallas. Todo lo malo que hablan de mí las ignoro, porque no tengo tiempo para defenderlas. Yo sé que no robo, muchas cosas de las que dicen en la tele no es verdad. La ley de Dios y de la vida es que las cosas más tarde que temprano se saben, saldrán a la luz pública. Pero todo pasa y sé que esta tormenta va a pasar.

Qué: Seminario “Transforma tu historia”,

Cuándo: 9 de agosto de 11 a.m. a 2:30 p.m.

Dónde: El Portal Theater, 11206 Weddington St., North Hollywood

Cómo: $25. Participan Ron Lizardo, Rosie Rivera, Jacquie Campos Rivera y Abel Flores