Bell acepta recibir y albergar a niños migrantes

Reporte especial Niños migrantes: La ciudad de Bell ya es casa para niños migrantes refugiados
Bell acepta recibir y albergar a niños migrantes
La mayoría de los vecinos de Bell que asistieron a la reunión comunal, aprobaron recibir a niños migrantes.
Foto: Jorge Morales / La Opinión

ID_MIGRANTES

La ciudad de Bell aprobó una moción la noche del miércoles para establecer un refugio operado por la organización Salvation Army y albergar ahí a los menores centroamericanos que están llegando a la frontera México-Estados Unidos.

El alcalde Nestor Enrique Valencia sometió la moción luego de que hace tres semanas visitó el albergue de Salvation Army ubicado en esta ciudad, el cual consideró apto para resguardar a los menores migrantes mientras se logra la reunificación con sus familias radicadas en diferentes estados del país.

Para ello la ciudad está dispuesta a agilizar los trámites para que las instalaciones de Salvation Army cumplan con los requisitos que demanda el Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HHS) y que ahí se pueda abrir un albergue que daría atención a unos 130 niños.

En apoyo a la moción del alcalde, los concejales Alicia Romero, Violeta Álvarez, Ana María Quintana y Ali Saleh votaron de manera unánime a favor de la moción.

LEA MÁS SOBRE NIÑOS MIGRANTES


Nueve de 10 niños migrantes sin abogado son deportados

Huelga de hambre en L.A. para pedir mejor trato a niños migrantes

Gobernador de Texas enviará tropas a la frontera

10 falsas acusaciones contra los niños migrantes

Hermanos salvadoreños fueron separados al llegar a EEUU


El Centro Comunitario de Bell fue insuficiente para la multitud que se congregó para hacer comentarios a favor y en contra de habilitar el refugio.

Hubo quienes le recriminaron su protagonismo al alcalde Valencia, argumentaron que está utilizando la crisis humanitaria con fines políticos, de gastar dinero de la ciudad para tal efecto y hasta le lanzaron insultos.

Sin embargo, la mayoría de los comentarios estuvieron a favor de dar la bienvenida a los menores migrantes al considerar que se trata de un asunto de mostrar compasión y humanidad.

Doug Willmore, administrador de la ciudad, aclaró que la apertura de este refugio no representa un gasto para los contribuyentes de Bell.

“Yo tengo tremenda compasión hacia los niños inmigrantes y deseo mostrar la belleza de Estados Unidos a mis niños, a nuestros niños, a nuestra nación y al mundo”, comentó el alcalde.

La reunión del Concejo Municipal de Bell dio inicio alrededor de las 7:30 de la tarde y apenas iniciada ya había unas 50 personas haciendo fila para comentarios públicos.

La presencia policíaca para resguardar el lugar era notoria.