Denuncian condiciones “horrorosas” en centro para familias inmigrantes de Nuevo México

Abogados describen el sitio como un lugar improvisado y con personal sin experiencia en el trato de menores
Denuncian condiciones “horrorosas” en centro para familias inmigrantes de Nuevo México
Hay más de 600 personas, incluyendo bebés de pocos meses, en este centro de detención de Nuevo México.
Foto: EFE

ID_MIGRANTES

Abogados de organizaciones no gubernamentales exigieron hoy al gobierno de Barack Obama que cese todas las deportaciones de familias –principalmente madres e hijos— detenidos en un llamado “centro residencial” de Artesia, Nuevo México, alegando que las prácticas y procesos del lugar violentan los estándares de la ley estadounidense y son contrarios a órdenes judiciales existentes.

“El gobierno federal debe cesar de inmediato las deportaciones de este lugar”, dijo María Elena Hincapié, del National Immigration LAW Center (NILC) “Nuestro gobierno está deteniendo a mujeres con niños y bebés en condiciones peligrosas. Es inmoral y no hay justificación para que nuestro gobierno participe de esta manera en violaciones a la ley.

Apoyados en la orden de un juez, un grupo de 14 abogados de diversas organizaciones locales y nacionales visitaron el pasado martes un improvisado centro de detención para madres y niños establecido hace poco menos de un mes en Artesia, Nuevo México y donde en este momento hay más de 600 personas, incluyendo bebés de pocos meses.

Lo que encontraron allí, tras recorrer el lugar y hablar con madres detenidas fue “horrífico” y “por debajo de todo estándar de los Estados Unidos de América”, dijeron hoy varios de estos abogados representantes de organizaciones como NILC, la Comisión de Mujeres Refugiadas y la Unión Americana de Libertades Civiles ACLU, entre otros.

Royce Bernstein Murray, del National Immigrant Justice Center, dijo que las condiciones en las cuales se están conduciendo las entrevistas con estas madres y niños son “profundamente problemáticas”.

“Después de hablar con muchas de estas mujeres es obvio que no tienen ninguna idea del proceso ni de sus derechos”, dijo Berstein. “No entienden que bajo nuestra ley pueden expresar miedo al regreso o a la deportación y que tienen derecho a un proceso. Además, aquellas que están siendo entrevistadas tienen a su lado a sus hijos. Es muy problemático hacer este tipo de entrevistas a una madre con su hijo presente. Además, está claro que están acelerando los casos lo más posible, dañando el proceso”.

LEA MÁS SOBRE NIÑOS MIGRANTES


Nueve de 10 niños migrantes sin abogado son deportados

Huelga de hambre en L.A. para pedir mejor trato a niños migrantes

Gobernador de Texas enviará tropas a la frontera

10 falsas acusaciones contra los niños migrantes

Hermanos salvadoreños fueron separados al llegar a EEUU


Los abogados describieron el sitio como un lugar improvisado, con personal sin experiencia en el trato de menores y traído de otros lugares.

“Cuando pase el tiempo y recordemos esto, vamos a sentir vergüenza como país”, dijo Cecilia Wang, de la ACLU. “Era muy difícil hablar con estas madres, ver la desesperación en su mirada, el llanto.La mayoría reportó que los agentes no les aclaraban sus derechos, como manda la ley, sino que les decían constantemente que serían deportados”.

No se les permitió hablar con los menores detenidos.

Las leyes y precedentes legales de Estados Unidos mandan determinadas condiciones y procesos para migrantes indocumentados y potenciales solicitantes de asilo. Según estos abogados, muchos de estos procesos no se están siguiendo en Artesia, de donde ya han salido por lo menos tres grupos en aviones de regreso a Centroamérica.

Acusaron al gobierno de violar una orden pendiente en tribunales en un caso de los años ochenta (Orantes), que requiere un proceso específico para solicitantes de asilo de Estados Unidos, primordialmente que tengan la información debida y una oportunidad justa de presentar su caso.

“La historia se está repitiendo”, dijo Wang.

Por medio de un comunicado, la Agencia de Inmigración y Aduanas ICE, que opera el “centro residencial” (así lo llaman), en Artesia, aseguró que el lugar funciona bajo todos los estándares legales.

“ICE toma muy en serio la salud, seguridad y bienestar de los detenidos bajo nuestra custodia”, reza el comunicado. Añade que “los adultos con niños mantienen derechos de proceso debido, incluyendo el de pedir asilo, apelar ante un juez y buscar representación legal”.

Agregó el comunicado que la razón por la que se están moviendo los casos con rapidez es porque “se han convertido en prioridad y se han dado los recursos para ello, enviando a agentes de asilo para realizar entrevistas en persona y usando tres jueces –por medio de teleconferencias por video-