¿Dónde estás, amor?

Relaciones sentimentales a larga distancia
¿Dónde estás, amor?
Los teléfonos y las redes sociales te dan la ilusión de estar cerca, a pesar de las millas de por medio.
Foto: Shutterstock

Las inmigrantes sabemos mejor que nadie del amor a larga distancia. Cuando no es amor de pareja, es amor de hija, de madre e incluso amor a la tierra que nos vio nacer.

La internet y los medios sociales logran borran fronteras y distancias, pero nunca es igual. Las millas que se interponen entre dos amantes pueden destruir las relaciones mejor intencionadas.

¿Es posible mantener una relación a larga distancia?

La psicoterapeuta y educadora, Marie Hartwell-Walker ofrece algunos consejos para los amantes de tierras lejanas.

  1. Compromiso. Para que una relación florezca debe haber compromiso de ambas partes, y esto aplica también a los amantes que viven en el mismo barrio.
  2. Amigos y conocidos en común. Es importante incorporar a tu pareja en tu vida social. Tus y sus amigos deben verlos como pareja y respetar la relación.
  3. Intimidad. Si bien en este tipo de relación no incluye el contacto físico, al menos temporalmente, la pareja puede encontrar maneras de tener intimidad, a través de cámaras web o por teléfono.

Todas hemos visto películas románticas en las que dos amantes, separados por la distancia, miran a la luna al mismo tiempo. Admitámoslo, más de una vez, nosotras mismas lo hemos hecho, preguntándonos si nuestra media naranja estaría haciendo lo mismo desde la otra punta del mundo.

Pero si bien pocos símbolos son tan románticos como el satélite que gira a nuestro alrededor, existen otras actividades que dos amantes pueden compartir cuando los separa la distancia.

  1. Compartir películas o series de televisión. Esta es una opción para las noches nubladas y sin luna, o para aquellos que están cansados de mirar las estrellas. Elije una serie que a los dos les guste (tu telenovela favorita puede resultarle aburrida) y compartan un fin de semana de Binge Watching (la nueva tendencia de mirar episodio tras episodio de una serie de televisión).
  2. Escribir un diario o un blog juntos. Si ambos tienen facilidad de palabra y les gusta compartir sus sentimientos en papel, Blogger o WordPress, pueden empezar un blog donde vuelquen sus emociones y puntos de vista.
  3. Leer un libro o escuchar música juntos. Cualquiera de estas actividades pueden hacerse por teléfono, o a través de la internet.

Si hasta el momento pudiste sobrevivir sin una cámara web, o una laptop con cámara incorporada, es hora de abrazar la tecnología del siglo XXI. Corre a la tienda a comprar una. Una vez que la imagen de tu amado aparezca en la pantalla, se te ocurrirán otras ideas románticas y sensuales para compartir con tu amado.