FBI investiga estafas a familias de niños migrantes

Reporte especial Niños migrantes: Usan datos confidenciales de los menores refugiados en bases militares para sacarle dinero a familiares en EEUU
FBI investiga estafas a familias de niños migrantes
Inmigrantes detenidos en la estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen en McAllen, Texas, esperan ser procesados por las autoridades de EEUU.
Foto: Getty Images

ID_MIGRANTES

WASHINGTON, D.C.— La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) investiga casos de fraude contra niños migrantes, incluyendo en Nueva York y California, en los que estafadores cobran cuantiosas sumas para presuntamente reunirlos con sus familiares en EEUU.

En declaraciones a La Opinión, una portavoz del FBI en San Antonio (Texas), Michelle Lee, confirmó que los estafadores, aprovechando la crisis en la frontera, lograron acceso a datos confidenciales sobre los niños detenidos en las bases militares de Lackland, en San Antonio, y Fort Sill, en Oklahoma, dos de las tres habilitadas para acoger a los niños indocumentados centroamericanos.

“Recién empezamos esta investigación el viernes pasado y todavía no tenemos datos precisos sobre el número de víctimas de este fraude, o el total del dinero en cuestión. Pero queremos alentar al público a que llame a la oficina local del FBI si tienen información y pueden hacerlo de forma anónima”, dijo Lee en entrevista telefónica.

“En el pasado, con casos similares de fraude, los criminales han afrontado cargos de fraude electrónico y han obtenido sentencias de prisión y multas, pero en este caso el castigo dependerá de varios factores, incluyendo el número de víctimas y el monto que han cobrado”, explicó Lee.

LEA MÁS SOBRE NIÑOS MIGRANTES


Respeto y fondos piden cancilleres centroaméricanos a EE.UU.

Denuncian condiciones “horrorosas” en centro para familias inmigrantes de Nuevo México

Rechazan en México envío de tropas a la frontera

Crisis migratoria en la frontera llega a las escuelas de EEUU

Nueve de 10 niños migrantes sin abogado son deportados


Ya se han reportado casos en 12 estados de costa a costa, incluyendo Nueva York y California, según Lee, aunque advirtió de que la investigación sigue en curso.

Agregó que los estafadores están contactando a familiares y les cobran cuantiosas sumas, de entre $350 y $6,000 para presuntamente cubrir costos de llenar solicitudes, procesarlas y para transporte para la reunificación familiar.

Una fuente oficial que pidió el anonimato detalló a La Opinión que “muchas de las víctimas son inmigrantes indocumentados en EEUU”.

La información sobre el número e identidad de los niños indocumentados centroamericanos es confidencial.

De hecho, las autoridades estadounidenses han restringido severamente el acceso de los medios de comunicación a los niños para proteger su vida privada.

La información continúa tras esta foto:

Por su parte, el legislador demócrata de Texas, Henry Cuéllar, dijo a La Opinión que estos informes de fraude son “preocupantes y tenemos que llegar al fondo” de lo que está ocurriendo.

“Seguiré vigilando la situación de cerca con el FBI para asegurar de que se resuelve este asunto”, afirmó Cuéllar.

“Mientras los niños están bajo nuestra custodia, son nuestra responsabilidad. Y no solo es nuestra responsabilidad velar por su cuidado y su integridad física sino también proteger su privacidad y la de sus familias”, dijo Cuéllar.

La información continúa tras esta foto:

El congresista texano se reunió esta mañana con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para analizar la evolución de la crisis de los niños migrantes en la frontera sur y la necesidad de una respuesta regional.

Hernández, junto con los presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y de Guatemala, Otto Pérez Molina, se reunirá con el mandatario estadounidense Barack Obama este viernes en la Casa Blanca para abordar iniciativas sobre “cómo desincentivar la emigración de esos países”.

Cuéllar y Hernández también discutieron soluciones a largo plazo para combatir la pobreza y la violencia, en unos momentos en que el tráfico de personas desde Latinoamérica se ha convertido en un lucrativo negocio, estimado en unos $6,600 millones anuales, según Naciones Unidas.

“Coincidimos en que el bienestar de los niños que cruzan la frontera solos debe ser una máxima prioridad”, dijo Cuéllar.

Puede hallarla en Internet en un mapa interactivo:

http://www.fbi.gov/contact-us/field