Fifty Shades of Grey, la peli está que arde

Ésta podría ser una de esas raras ocasiones en las que la película supera al libro.
Fifty Shades of Grey, la peli está que arde
Quiero que sea Valentine's ya.
Foto: Cortesía YouTube

Comencemos por decir que la trilogía de 50 Shades of Grey (el libro) no me gustó en lo más mínimo. La voracidad con la que las mujeres de distintas edades y backgrounds se estaban devorando el Volumen I me incitó a comprarlo. Y debo confesar que yo también me lo leí de tirón en un fin de semana.

Fifty Shades Darker (Volumen II) se me hizo repetitivo y más bien soso, y tuve casi que obligarme a leer Fifty Shades Freed (Volumen II), más que nada porque no soy de las que gustan dejar las cosas tiradas a la mitad. Hoy salió el trailer oficial de Fifty Shades of Gray, la película, y by the looks of it, valió la pena.

Desde que los rumores de la película comenzaron a circular la web, por allá en 2013, las mujeres parecían estar cada vez más decepcionadas con los posibles candidatos a interpretar a la tímida Anastasia Steele y más aún al triple papacito y enigmático magnate Christian Grey. Charlie Hunnam, Taylor Lautner, James Franco, Ed Westwick, Robert Pattinson y hasta soon-to-be-daddy Ryan Gosling hicieron parte del listado. El irlandés Jamie Dornan y Dakota Johnson (hija de Melanie Griffith) se quedaron con los papeles, justo cuando las memorias comenzaban a fallar- por lo menos la mía- y la pareja podría ser casi cualquier combinación de chica naive y collar bad-boy.

Tengamos claro, eso sí, que los trailers no son otra cosa que un comercial con lo mejor de las escenas de la pieza completa, diseñado para convencer a la audiencia que la película is the next best thing. Fifty Shades of Grey se estrenará en Valentine’s Day del 2015 y aunque la fecha en lo personal me importa menos que nada, no me molestaría en lo más mínimo celebrarla viéndome lo que se muestra como un jugoso “caldo de ojo”.

La trama nos la sabemos todas, o casi todas, y como feminista que soy me sigue pareciendo machista, novelera y tradicional pero todas tenemos derecho a nuestros guilty pleasures, y más si Mrs. Carter nos va a estimular los oídos con esta versión súper hot de “Crazy In Love”. Count me in!

?>