Los abuelos vuelven a ser padres

Las personas mayores que se hacen cargo de sus nietos no estan solos
Los  abuelos vuelven a ser padres
Consuelo Santiago y su nieta Destiny Garcia, de 8 años reciben apoyo de grupos locales.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Cuando Arlette Alvarado pensaba que iba a empezar a disfrutar un poco la vida, porque sus tres hijos ya eran adultos, el mundo se le vino encima, de la noche a la mañana, tuvo que hacerse cargo no de uno, sino de cuatro nietos.

A sus 48 años, la corte le dio la custodia de Angel, de 15 años, Moisés, de 12 años, y los gemelos Alan y Belem de 11 años.

“La madre los abandonó. Se fue a México. Mi hijo no podía tenerlos. Fue un shock muy fuerte. Y ha sido bastante difícil porque dos de los nietos tienen una condición de la piel hereditaria que requiere constante atención médica, lo que se complica porque no son nacidos en este país”, explica.

La suerte de la inmigrante mexicana Consuelo Santiago de 58 años no es muy diferente a la de Arlette Alvarado .

“Nunca imaginé que a los 50 iba a parir otra vez, porque eso es lo que ha sido. Al principio fue muy estresante ser mamá de nuevo, después de haberlo sido para mis cinco hijos que viven en México. Pero ahora estoy feliz”, dice mientras abraza tiernamente a Destiny, de 8 años.

La Corte le entregó a ella y a su esposo, la custodia de la nieta de este, cuando la menor tenía solo seis meses de nacida y su madre no podía hacerse cargo de ella. Pero ha sido Consuelo Santiago quien se encarga de Destiny, pues el abuelo se la pasa todo el día en el trabajo.

“Si me la quitan me muero. !Ella es mi luz! !Mi familia es ella!, exclama Consuelo Santiago. Esta abuela trabaja en su casa, haciendo tamales y otros antojitos. “De ahí sale para darle a mi niña, sus gustos, y para mandarle dinero a mis hijos en México cuando necesitan”, comenta.

De acuerdo a Enrique Gaspar, organizador comunitario de la organización Community Coalition, el sur-centro ha tenido históricamente el mayor número en todo el condado, de abuelos, tíos y hermanos que tienen la custodia de sus nietos u otros familiares cercanos. Pero son las abuelos, las que mayormente tienen la tutela, explica.

Las causas del por qué hay tantas abuelos a cargo de los menores y no sus padres, están relacionadas al mismo origen de la Community Coalition. “Tiene su origen en los años 50, 60, cuando la industria abandonó el Sur Centro. Ante la falta de empleos, la gente se puso a vender drogas y surgió la epidemia del crack. Muchos padres y madres tuvieron que ir a la cárcel y los menores se quedaron con los abuelos”, recuerda Gaspar. “La Community Coalition surgió para ayudar a los jóvenes y sus familias a buscar otras opciones que no fueran las drogas.

El propio Gaspar en un abrir y cerrar de ojos, pasó de abuelo a papá. “Mi esposa y yo tuvimos que quedarnos con mi nieta de dos años. La mamá se fue por andar en drogas y pandillas. Después mi esposa y yo nos divorciamos, y la niña ahora de 14 años está con la abuela”, cuenta.

A partir de esa experiencia, Gaspar se hizo organizador comunitario de la Community Coalition, y ayuda a otros abuelos que como él, se vieron obligados a comenzar de nuevo como padres.

Cuenta que es muy duro para una persona mayor que ya ha formado a sus hijos, y se siente libre para empezar a vivir, tener que hacerse responsable de uno, dos, o tres niños chiquitos. “Es una tensión tremenda. Se te cae el mundo encima. No tienes fuerzas físicas para criarlos. Tienes que buscar medios para proveerles, y por tu edad, nadie te quiere contratar. Los abuelos se vuelven presa de la depresión”.

Susana Ochoa, del programa Familias que ayudan a familias de la Community Coalition dice que tienen un grupo de apoyo en español, para abuelos guardianes. “Entre ellos se apoyan, se dan consejos emocionalmente”, cuenta Ochoa. Agrega que también les ofrecen talleres educativos sobre salud mental, comida saludable. Los refieren a lugares y servicios que les pueden dar ayuda legal, para la salud física y mental, y educativa de los menores. “Hasta tenemos una mueblería que nos apoya, donando muebles que no se les venden”, dice. Más alla de la red de apoyos, las enseñan a ser líderes para que cabildeen ante el condado por un cambio de políticas para los familiares guardianes y los menores.

Arlette Alvarado dice que ella no sabía que tenía derechos como abuela a cargo de sus nietos hasta que se encontró con la Community Coalition. “Ellos me han dado ayuda legal para tener la custodia legal de mis nietos; con migración para que los niños puedan ser residentes de este país; con doctores, y a conseguir Medical”, dice contenta.

Consuelo Santiago confía que cuando encontró el grupo de apoyo para familiares guardianes de la Community Coalition, se le acabo el estrés. “Me sentí muy aliviada. Me dan mucho ánimo. No sé que hubiera hecho sin ellos”, confiesa.

El grupo de apoyo se reúne cada segundo y cuarto miércoles del mes, de 6:00 pm a 8:00 pm en 8101 S. Vermont Ave, Los Ángeles, CA 90044. Para más información se puede hablar al 844-KIN-HELP (844-546-4357). Ofrecen transporte, cuidado de niños y comida.