Maddux, Glavine y compañía ingresan al Salón de la Fama

La generación 2014 ingresó al Salón de la Fama en Cooperstown, liderados por Maddux y Glavine, ganadores de 300 juegos cada uno.
Maddux, Glavine y compañía ingresan al Salón de la Fama
Los inducidos a Cooperstown.
Foto: Jim McIsaac / Getty Images

Cooperstown.- Ante 48,000 personas fueron inducidos al Salón de la Fama los lanzadores Greg Maddux y Tom Glavine, el toletero Frank Thomas y los gerentes Joe Torre, Bobby Cox y La Russa.

Los seis grandes de las mayores ingresaron al Salón de la Fama ante la tercera multitud más grande de la historia de las inducciones, detrás de la de Cal Ripken Jr. y Tony Gwynn, en el 2007 (con 75,000 personas) y la de Robin Yount, George Brett y Nolan Ryan, en 1999 (con 50,000).

El comisionado de las mayores, Bud Selig, leyó las inscripciones en las placas de los seis nuevos integrantes, que se sumaron a otros 44 integrantes con vida de los 66 que existen.

El discurso más emotivo fue el de Thomas, quien no paró de llorar durante los casi 18 minutos que duró su participación.

Los discursos debían tener una duración de 10 minutos cada uno, y Cox y Maddux cumplieron con el tiempo, pero Glavine, Thomas, La Russa y Torre lo superaron.

Torre habló durante 29 minutos, pero al final parecía preocupado porque no agradeció al propietario de los Yankees de Nueva York, George Steinbrenner.

Maddux y Glavine son el primer grupo de lanzadores de primera votación en ser elegidos juntos desde que Walter Johnson y Christy Mathewson lo fueron en 1936, junto con Babe Ruth, Ty Cobb y Honus Wagner.

Los dos son el primer par de lanzadores de 300 triunfos en ser elegidos el mismo año y sólo la tercera dupla en la historia del Salón de la Fama.

Thomas, que jugó sus primeras 16 temporadas de 19 con los Medias Blancas, también es elegido en la primera votación, algo que no se daba desde la inducción de 1999.

Maddux ganó 355 juegos, la mejor octava cantidad en la historia de la Liga Nacional y la mayor de cualquier lanzador desde que Warren Spahn se retirara con 363 en 1965.

Obtuvo 97,2 por ciento de los votos de la Asociación de Cronistas.

El lanzador derecho ganó 194 juegos en 11 años para los Bravos de Atlanta, pero llegó a los 300 de por vida con los Cachorros de Chicago.

Glavine, quien ganó 305 juegos, el cuarto mejor de los zurdos, fue nombrado con el 91,9 por ciento de las votaciones, mientras que Thomas fue seleccionado con 83.7.

Glavine pasó 17 de sus 22 campañas con los Bravos, pero llegó a los 300 triunfos con los Mets de Nueva York.

En el apartado de los pilotos, fueron elegidos La Russa, Cox y Torre por unanimidad a finales del año pasado, al tomar en cuenta que cada uno ganó más de 2,000 juegos.

Ahora los cinco pilotos con más triunfos en toda la historia son Connie Mack (3731), John McGraw (2763), La Russa (2728), Cox (2504) y Torre (2326).

Los tres inducidos hoy se combinan para tener en su poder ocho títulos de Serie Mundial.