Tragedia en Venice: ‘Se escuchó como un choque’

El rayo que cayó en la playa de Venice causó la muerte de un joven angelino

Un día de diversión se convirtió en una escena trágica en la playa de Venice.
Un día de diversión se convirtió en una escena trágica en la playa de Venice.
Foto: J. Emilio Flores

Edmundo Guerra no puede olvidar la impresión que le causó la caída del rayo en las cercanías del muelle de Marina del Rey.
“Ayer precisamente estábamos trabajando cuando se escucho el trueno”, dijo Guerra, quien trabaja en el restaurante vegetariano Seed, ubicado a poco menos de una milla del lugar. “Como estábamos dentro del trabajo, pensamos que era un accidente de carros. Se escuchó como un choque grande”, añadió.
Lo que Guerra sintió no fue un accidente de carro, sino el estruendo de la caída de un rayo en la playa de Venice, pasadas las 2:15 de la tarde.
Una persona murió y ocho mas fueron hospitalizadas a consecuencia del impacto del rayo.
La persona fallecida fue identificada como Nick Fagnano, de 20 años de edad, con residencia en Los Ángeles, quien se encontraba nadando al momento del impacto.
En medio de un día soleado y bastante caluroso, los miles de bañistas y turistas que se encontraban ayer en las inmediaciones del Ocean Front Walk y la Calle Driftwood no esperaban que un evento de ese tipo perturbara su tranquilidad.
Para Jennifer Garcia, quien se encuentra de visita desde Dallas, Texas, fue algo impresionante escuchar el estruendo, especialmente porque no se veían signos de lluvia en el horizonte.
“Entramos a una tienda a comprar una camiseta y de repente escuchamos este ruido que venia quien sabe de donde”, dijo Garcia. “No sabíamos que pensar, si era una bomba, porque no estaba lloviendo y no esperábamos que fuera un trueno”, añadió. Garcia, resaltando que, aunque en Texas siempre hay muchas tormentas, nunca pensó ser testigo de algo así.
Aunque Garcia y Guerra fueron algunos que escucharon o sintieron la caída del rayo, algunos se enteraron del suceso a través de llamadas o mensajes en las redes sociales de sus amigos o familiares que se encontraban allí.

“Una amiga mía estaba aquí acompañando a sus dos hijos que estaban pescando y ella vio el rayo. Pero se fue inmediatamente porque se asustó”, dijo Liza Zullo, quien cuida de una niña a la que siempre lleva a pasear al muelle. “Ella vio cuando el rayo cayó al mismo tiempo que cayó el trueno“, añadió.
Zullo dijo que, de haber trabajado como siempre lo hace en domingos, quizás habría presenciado el incidente. “Pero yo habría hecho lo mismo que mi amiga”, dijo.
A pesar del incidente, podían observarse a los turistas y residentes locales disfrutar del día soleado en la arena, surfeando o pescando desde el muelle o paseando por los alrededores, ya sea caminando o en bicicleta.
“Yo nunca he visto algo así aquí y eso que vengo siempre en tiempo de frío o calor“, dijo Alondra Vielma, quien trabaja de niñera en Marina del Rey durante la semana. “Uno no debe tenerle miedo a nada, especialmente a las cosas que vienen de la naturaleza”, dijo Vielma, mientras paseaba a la niña a su cuidado por el muelle.