Tartan: How to wear

Los cuadros volvieron a estar de moda… yes, again.

It is not that bad after all.
It is not that bad after all.
Foto: Asos.com

Aún sigue dando vuelta el vestido de Alexander McQueen que Sarah Jessica Parker usó en la MET gala del 2006. En aquel entonces, fue duramente criticado aunque para los que saben de moda, it was so McQueen. ¿Qué lo hizo ser tan comentado? Esa especie de echarpé tartán con que cubrió su vestido de tul. Sí, eso fue hace casi 10 años y hoy te decimos cómo debes usarlo.

Primero que todo, hay que aclarar que el clásico tartan –escocés o cuadrillés– es una combinación básicamente de rojo y negro. Lo bueno es que ahora esta tendencia viene a poner todos los colores de cuadritos pues no hay ninguna restricción de uso.

Te damos algunas ideas para llevar este amado/odiado print sin morir en el intento.

Tartan total look: aunque muchas relacionan estos colores con la moda punk –so do I– un Little dress en classic tartan con zapatos y bolsa negra, te dará la razón de que con este print, también te puedes ver super femenina y chic.

Femenin Punk: ok, no podemos sacarnos de la cabeza esta idea así que lo mejor que podemos hacer es jugar con ella y darle alguna que otra vuelta. Una idea es mezclar tu blusa tartan favorita con unos leggings blancos y high heels para una tarde de copas con tus amigos. Not bat at all.

English touch: un toque british no le hace mal a nadie y este estampado es so Scotish. Sácale provecho usando uno que otro detalle como un pañuelo en la cabeza, un clutch o incluso, en tus sneakers. El tartan traerá el toque de color que muchas veces necesitan el negro y los nudes.

On the bottom: ya les contamos de la moda de salir en PJ’s a la calle. Pues si te gusta andar super trend, atrévete con un pantalón tartan satinado. Two birds with one Stone! Y como el escocés es un print glamoroso, no te olvides de usar tus sandalias favoritas.

Boyfriend look: y porque no nos cansamos de repetir que la comodidad es nuestro mantra, usar la camisa escocesa de tu noviecito nunca será mejor idea. Acompaña tu atuendo con unos cómodos jeans, ballerinas y gorra para disfrutar una rica tarde de parque.