Aeropuerto de Los Ángeles establece zona de inspección de ébola

Buscan prevenir la propagación del virus que afecta África
Aeropuerto de Los Ángeles establece zona de inspección de ébola
La zona de cuarentena fue instalada dentro de la Terminal Internacional Tom Bradley en LAX.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) han establecido una zona de cuarentena en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles para inspeccionar a pasajeros que podrían ser portadores del peligroso virus del ébola que actualmente azota países africanos.

Hasta la fecha se reportan 1,300 casos de la enfermedad en Guinea, Liberia y Sierra Leona que ya han causado más de 700 muertos. Entre los infectados figuran dos misioneros estadounidenses que luchan para sobrevivir a la fiebre hemorrágica.

La zona de cuarentena fue instalada dentro de la Terminal Internacional Tom Bradley en LAX donde las autoridades pueden revisar si una persona enferma que viene en un vuelo internacional puede entrar al país.

Angela Siravo, pasajera que ayer arribó a Los Ángeles luego de unas vacaciones en Tahiti, dijo que no notó nada durante el proceso de desborde, pero apoyaba el que haya medidas de precaución.

“Creo que está bien que lo hagan. Soy el tipo de persona que siempre piensa primero en la prevención. No sé si eso significará líneas más largas y más tiempo de espera”, indicó.

También señaló que no teme la propagación del ebola, pues entiendo que no es un mal que se expanda a través del aire, sino con el contacto y al compartir fluidos corporales.

Así también lo ve la Dra. Daisy Dodd, especialista en enfermedades infecciosas en Kaiser Permanente Anaheim, quien recalcó que las probabilidades de un contagio masivo en EEUU es poco probable.

Sin embargo, también ve con buenos ojos el que el CDC esté revisando a los viajeros que lleguen a Los Ángeles, uno de los aeropuertos más grandes del mundo.

“Si usted tiene personas que están volando desde África, está bien el revisar y preguntar si tiene algún síntoma con ronchas, problemas intestinales y tenerlas en aislamiento para verificar si puede tener esto”, dijo.

El ébola es una enfermedad hemorrágica donde la persona sangra por todos los orificios—rectos, boca, oídos, partes privadas–y eventualmente sufre una falla de órganos, explicó la Dra. Dodd

Solo un pequeño número de personas se recupera y no hay cura para el mal.

Pero la Dra. Dodd considera que con el tratamiento médico que ofrece los Estados Unidos “la persona tiene más posibilidad de salvarse aquí que en África” ya que se le puede administrar transfusiones de sangre y proveerle otros tratamientos no disponibles en otros países.

Lo importante, señaló, es que las autoridades de salud ya están alertas y buscan prevenir el riesgo de propagación antes que aparezca.