Desalojan a indigentes para limpiar calles (fotos)

Personas sin hogar se quejan de esfuerzo por despejar las vías con más tráfico

Guía de Regalos

Desalojan a indigentes para limpiar calles (fotos)
Empleados municipales han estado desmantelando los campamentos de indigentes alrededor de la Placita Olvera. Germán dice que se llevaron sus pertenencias.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

María, una inmigrante mexicana de 38 años, tiene un año que vive en la calle, alrededor de la Placita Olvera.

“Es cierto. Cada vez que han venido a limpiar las calles, nos vienen a ofrecer servicios mentales, estampillas, dinero, pero yo no puedo agarrar nada porque esos programas no son para gente que no tiene papeles. Me siento atrapada”, dice esta desamparada que prefiere no dar su apellido.

La Ciudad, junto con el Condado, ha intensificado el programa Operación Calles Saludables, una campaña de limpieza de las vías con más tráfico pesado, lo que ha implicado desalojar campamentos de desamparados sobre la calle Arcadia, entre Spring y Broadway. Se contempla que para el 13 de agosto irán a limpiar el Skid Row, el refugio tradicional de las personas sin hogar.

“Pero a todos se les han ofrecido servicios de salud mental, vivienda transitoria y permanente, transporte, todo tipo de recursos”, dijo George S. McQuade de la Autoridad de los Servicios para los Desamparados de Los Ángeles (LAHSA).

“Hemos ayudado a más de 200 en el área de la Placita Olvera, 77 de los cuales no están más ahí. A 24 les hemos dado un techo permanente”, dijo.

La Operación Calles Saludables ha estado vigente por dos años, pero recientemente recibió 3.7 millones de dólares de la Ciudad.

La agencia principal que se encarga de este programa es el Buró de Limpieza en asociación con la Policía, la Autoridad de Servicios de los Desamparados, el Departamento de Salud Mental y el Departamento de Servicios de Salud del Condado.

Rick Coca, portavoz del concejal José Huízar, quien gestionó los fondos para limpiar las calles, dijo que por restricciones de las cortes no se puede echar a los desamparados de un sitio.

“No podemos limpiar sin antes advertirles por lo menos una semana y media antes o dos, y se les ofrece almacenaje por 90 días para que guarden sus pertenencias”, dijo.

José Luis Benitez, un desamparado que vive en torno a la Placita Olvera, dijo que sí les avisaron con tiempo cuando iban a limpiar. “Yo moví mis cosas para arriba, pero también limpiaron esa área, y no nos dijeron. Así que se llevaron mis cosas. Nos dejaron un papel diciendo dónde estaban para ir a recogerlas”, comentó.

Benitez, quien es un residente legal, comentó que a él no le han ofrecido servicios para dejar el desamparo. “Yo lo que quiero es trabajar. Voy a San Pedro, trabajo descargando contenedores de tela. Me pagan una o dos horas. Me gano 20, 30 dólares, con eso no alcanza para dejar la calle”, contó.

Agregó que a falta de sanitarios tienen que hacer sus necesidades fisiológicas en la vía pública. “La gente dice ¡qué mal huele!. Sí, pero si no tenemos dónde ir, ¿qué vamos hacer?”, criticó.