Candente juego en Santa Ana

Adolescente recibe quemaduras luego de prenderse fuego y subir video a la web
Candente juego en Santa Ana
Imagen del video subido por Fernando Valencia luego de reto al fuego.
Foto: Tomada de YoutTube

“Estoy aquí para decirles que el firechallenge no es una buena idea… Me quemé el cuello. Mi pecho tiene quemaduras de tercer grado. El dolor es insoportable”, dice en un video en YouTube, el joven Fernando Valencia.

El pasado viernes 1 de agosto, Valencia, de 16 años, colocó removedor de esmalte de uñas en su pecho y le prendió fuego. Sin embargo, no pudo apagarlo y sufrió quemaduras en su rostro, cuello y caderas.

Se cree que el joven estaba tratando de participar en el juego conocido como firechallenge o “Reto al Fuego”, en el que la persona se prende fuego utilizando líquidos inflamables y se filma para luego colocarlo en las redes sociales.

El capitán Larry Kurzt, de la Autoridad contra Incendios del Condado de Orange, señaló que ese caso era el primero que se reportaba en ese condado.

Sin embargo, el “Reto al Fuego”, ha estado activo en las redes sociales desde la aparición del primer video en YouTube, el 5 de abril de 2012. En ese video se puede observar al usuario prendiendo fuego a su pecho. Hasta la fecha, el video ha tenido casi 300 mil visitas y el número de videos similares se ha propagado como “fuego” en las redes sociales.

La idea es ver quién aguanta más, una tendencia que tiene preocupadas a las autoridades, especialmente luego que un chico de 15 años muriera recientemente intentándolo en Buffalo, Nueva York.

Erick Scott, portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, señala que el “Reto al Fuego” no es un juego.

“Como se podrán imaginar, numerosas personas han sufrido quemaduras significativas que han requerido atención médica”, destaca Scott.

“Recuerden, solo porque alguien los reta, no significa que tengan que hacerlo. Piénsenlo dos veces”, agregó.

Natalia Salinas, psicoterapeuta en el Centro Médico de Káiser Permanente en Baldwin Park, destacó que un problema de la autodestrucción, como esta práctica, puede ser producto de baja autoestima o acoso de sus compañeros.

“Una persona con baja autoestima se siente desesperado por una oportunidad de encajar en cualquier lado, de gustarle a otros”, dijo Salinas. “Sienten que necesitan la constantemente la aprobación de otros. Tal vez no obtienen la suficiente atención en su casa”.

Salinas agregó que las personas que no presentan problemas mentales no se atreverían a realizar este tipo de retos. “Serían quienes pensarían que es algo ridículo y que ellos no harían eso”, dijo Salinas.

Esa tendencia de autodestrucción puede ocurrir especialmente entre adolescentes que forman su personalidad.

“Algunas veces es sólo la experiencia de una vez y se dan cuenta que es algo tonto, pero si hay un patrón continuo, allí si hay un problema”, añadió.

Valencia, el chico que intentó hacer lo mismo en Santa Ana, dice estar arrepentido de lo sucedido en un video que colocó luego de su visita a la sala de emergencia.

“No es divertido. Vi como otras personas lo hacían y no podían aguantarlo. No es la idea más brillante. El reto al fuego es estúpido Me arrepiento de eso”, dijo el joven Valencia.